“Bachaqueros” regresan a las gasolineras del Zulia

(Foto La Verdad)

El despliegue militar que se observó en las diferentes estaciones de servicio sensibles al bachaqueo de combustible y que se inició desde el fin de semana pasado ha bajado su guardia. La presencia de uniformados castrenses en diferentes bombas, ahuyentó a quienes se dedican al tráfico de extracción de gasolina y permitió que en estos puntos de venta, usuarios particulares y transportistas públicos pudieran “tanquear” sin hacer largas colas y perder tiempo, reseña La Verdad.

En un recorrido por las estaciones de servicio de Maracaibo Oeste y el Norte, el diario La Verdad observó que sólo en dos hay presencia militar. En el norte, la estación de servicio cercana al centro comercial Sambil y en el Oeste, la bomba de los Aceitunos, son las únicas que cuentan con la vigilancia de uniformados.

Tal situación abrió paso a que en las estaciones de servicio que no están siendo supervisadas, la presencia de camiones doble tanque amenace de nuevo con dejar sin combustible a los usuarios locales que piden que el operativo militar se mantenga en todas las bombas de gasolina. Los militares dejaron la vigilancia y los bachaqueros “hacen fiesta”.

Vigilar sí, racionar no

En Los Olivos, por el Distribuidor Humberto Fernández Morán, encontramos colas. Usuarios particulares y transportistas públicos, intentaban abastecerse a las 12.30 del mediodía. “Aquí están bachaqueando con la complicidad sinvergüenza de los bomberos, que reciben 20 y 30 bolívares para dejar que se lleven los sopotocientos litros”, reclamó Alfredo Quintero.

Este usuario cree que los militares no están en todas las bombas, “porque los dueños de las bombas deben tener alguna relación con los militares, por eso los ves en unas y en otras no, cuando deberían estar en todas”.

Aseguró que la hora para el bachaqueo ya no es la noche, es a mediodía. “A partir de las 12.00 los encontráis aquí, mirálos que allí están, apoderados de la bomba y no puede ser que uno le reclame al bombero y te responda “si queréis te esperáis, sino te vais”. Esos sinvergüenzas le ponen a uno tres bolívares de gasolina y a los bachaqueros les dejan llevar 300 mil litros”.

Los transportistas Leoncio Gómez y José Amado, expresaron que la vigilancia militar ha dado buenos resultados, “pero racionar no es la solución porque ni con tres ni con cinco bolívares diarios trabajamos”.

Alertan

De raza wayuu Daniel y Carlos González al percatarse de la presencia del equipo de prensa de La Verdad, quisieron hablar. “Somos guajiros, sí, pero no somos bachaqueros, métete vía a la Tubería en la tarde cuando está cayendo la noche y verás cómo la Guardia Nacional recibe su billete y dejan pasar el contrabando de gasolina”, denunció Daniel González.

Para Manuel González, las autoridades tienen que meter la lupa en el sector Chino Julio. “Hay casas enteras que son depósitos de gasolina y los militares lo saben pero lo que dicen es que los guajiros somos bachaqueros y no todos los guajiros bachaqueamos”.
La Verdad – Yrmana Almarza