Ríos le arrebató el título del peso ligero al venezolano Acosta

El púgil méxico americano Brandon Ríos mandó tres veces a la lona al campeón venezolano Miguel Acosta para derrotarlo por la vía del nocáut efectivo en el décimo asalto y se apoderó del título de peso ligero, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Momentos después de la derrota, Acosta fue trasladado a un hospital local para hacerle estudios en la cabeza. Hasta el momento no hay ningún parte médico sobre su estado de salud.

El combate celebrado en el Palms Casino, de Las Vegas (Nevada), mostró la mejor versión de Ríos, que entró a formar parte de la elite del boxeo al ser nuevo campeón mundial tras protagonizar una de las peleas que ya puede ser considerada candidata a una de las mejores del año.

Ríos, un nativo de la ciudad de Lubbock (Texas), vino de menos a más y después de estar al borde de la derrota, que evitó sólo gracias a su corazón, valentía y no darse nunca por vencido, cambió la historia de la pelea después de haber estado al borde del nocáut en los primeros asaltos.

El púgil méxico americano de 24 años, el próximo 26 de abril cumplirá los 25, culminó su hazaña en el décimo asalto cuando castigó con dureza a Acosta al que arrinconó contra la esquina del cuadrilátero, sin que el ex campeón respondiese a los golpes, para tirarlo por tercera vez a la lona.

El árbitro de la pelea Joe Cortez detuvo el combate al 1:14 minuto del décimo episodio, proclamando a Ríos como el nuevo campeón del mundo del peso ligero de la AMB.

Acosta fue castigado tan severamente, que los hombres de su equipo se apresuraron a sujetarlo a través de las cuerdas mientras Cortez detenía la pelea.

El combate fue dominado por Ríos a medida que avanzaban los asaltos porque en los cuatro primeros le había pertenecido por completo a Acosta, cuando ambos púgiles trataban de descifrar el boxeo del enemigo.

Los primeros cuatro asaltos sirvieron para que ambos púgiles se castigasen fuerte, y sólo el gran aguante del nuevo campeón le permitió sobrevivir al poder de los puños de Acosta, que lo golpeaba con determinación y lo tuvo al borde del nocáut.

Acosta, que además tenía un gran movimientos de pierdas, castigó a Ríos con ambas manos y ganchos de izquierda, y lo sorprendía con uppercuts, pero el púgil méxico americano aguantó estoico el castigo.

En el cuarto asalto el púgil venezolano, de 33 años, mostró lo mejor de su repertorio y dominó ampliamente las tarjetas de los jueces, mientras que Ríos trataba de sobrevivir, lanzando golpes poco efectivos.

Pero en el sexto episodio, Ríos empezó a entender la pelea del venezolano, cambió de táctica y conectando rápidas combinaciones logró mandar al venezolano a la lona.

Acosta se levantó, pero la fortaleza en las piernas empezó a disminuir su condición y aunque salvó el asalto, el golpe iba a cambiar por completo la marcha y la historia de la pelea.

Ríos mantuvo la presión en el octavo episodio, y lanzó fuertes derechas al venezolano, que nuevamente cayó a la lona.

El noveno episodio fue igualmente de pleno dominio para Ríos, y aunque ambos peleadores parecían estar sin condiciones de continuar debido a la fatiga, siguieron intercambiando castigo, ante el deleite de los aficionados al buen boxeo.

En el décimo asalto Ríos llevó hasta la esquina a Acosta, lo arrinconó sobre las cuerdas y lo castigó con ambas manos tanto en el cuerpo como en la cabeza, hasta que con un gancho de derecha volvió a derribarlo por tercera y última ocasión. Cortez se vio obligado a detener la pelea.

Ríos dejó su registro en 27-0-1, con 20 nocáuts, y llegó a los nueve triunfos consecutivos, mientras que Acosta lo vio caer su marca a 28-4-2 y perdió por primera vez en las últimas 20 peleas que ha disputado.EFE