Detenidos agentes de la PM por homicidio de un guardia nacional en Caracas

Foto: Archivo

Tres agentes de la Policía Metropolitana (PM) fueron privados de libertad por su presunta vinculación con el homicidio de José Gregorio Trías, sargento segundo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), hecho ocurrido el sábado 26 de febrero en el Centro Comercial El Valle, en Caracas.

Durante la audiencia de presentación, un fiscal imputó a la funcionaria Mayerlin María del Carmen Pineda Bonaldi, de 29 años de edad, por la presunta comisión de los delitos de homicidio calificado, robo agravado, uso indebido de arma de fuego, extorsión agravada, resistencia a la autoridad y asociación para delinquir.

Por los mismos delitos, pero en grado de frustración, fue imputado el cabo primero Wilmer Ramón Cedeño Torres, de 36 años, mientras el agente Danny Javier Figueroa Azuaje, de 35 años, fue imputado por el delito de asociación para delinquir.

Tales delitos están previstos y sancionados en el Código Penal, en la Ley Contra el Secuestro y la Extorsión y en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada, indica una nota de prensa.

Con base en los elementos de convicción expuestos por el fiscal, un tribunal dictó la medida privativa de libertad y fijó el Internado Judicial de El Rodeo I, ubicado en Guatire, como lugar de reclusión para los hombres, mientras la mujer permanecerá en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (Inof), situado en Los Teques, estado Miranda.

De acuerdo con la investigación, en reiteradas ocasiones los policías metropolitanos Cedeño Torres, Pineda Bonaldi y Figueroa Azuaje habrían visitado negocios en el Centro Comercial El Valle, situado en la avenida Intercomunal de El Valle, con la intención de extorsionar a sus dueños por cualquier pretexto.

Ese día varios comerciantes protestaron ante la presencia de los uniformados y acudieron a la carpa de Seguridad Urbana de la GNB, situada en las adyacencias del mencionado centro comercial.

Al presentarse los efectivos castrenses, los hoy imputados huyeron a diferentes áreas del centro comercial para esconderse. El hoy occiso trató de controlar a la agente Pineda Bonaldi, quien estaba escondida tras los vehículos situados en el sótano, pero en un momento la agente le habría disparado en el pecho y lo hirió de muerte.

Por su parte, el cabo Cedeño Torres huyó hacia los niveles superiores, donde se produjo un intercambio de disparos que dejó herido a un arrendatario de las tiendas.

Durante la revuelta, fue aprehendido Figueroa Azuaje, quien alegó que estaba allí enviando un mensaje de texto.

AVN