Otras 400 toneladas de leche podrida en Machiques

Leche quemada en Machiques

El caso de las 200 toneladas de leche en polvo incineradas en la Planta Socialista Lácteos Machiques (Lacma) en Carnaval sigue generando incertidumbre entre quienes investigan y buscan imputar responsabilidades a los culpables de este hecho, informa La Verdad.

Juan Romero, diputado de la Asamblea Nacional, denunció en el Parlamento el caso, lo que activó la creación de una comisión encargada de iniciar las averiguaciones pertinentes y realizar una inspección ocular, que no se llevó a cabo, pues trabajadores de la Alcaldía de Machiques impidió a los diputados de la AN y del CLEZ realizar el trabajo sustanciador.

Romero, en rueda de prensa con el bloque parlamentario zuliano, criticó que en esa oportunidad la Alcaldía del municipio “impidiera la investigación, si la Alcaldía no tiene nada que ver con eso”. Advirtió que es posible que dentro de la planta nacionalizada haya unas 400 toneladas de leche que también podrían estar vencidas. “Esto lo conocemos por información que los trabajadores de la planta, valientemente, nos han hecho llegar; si es así, eso genera mayor cantidad de patógenos. Hay muchas más toneladas de leche por descartar y que debe ser eliminada de alguna manera para que el producto no llegue a manos de nadie”.

Alerta

La leche podrida que se incineró estaba vencida desde 2009. “Allí hay un alto grado de contaminación que debe ser descartado. La investigación hay que hacerla cumpliendo con los mecanismos legales y de resguardo del ambiente para tratar ese producto vencido.”

Jesús Rincón, concejal del municipio Colón, recordó que la leche quemada estaba empacada en sacos etiquetados de la empresa Cortivensa: “Allí decía que el producto se procesó en el país, pero sería bueno saber si eso es así o si el producto llegó importado a Lacma”.

Entre las pistas que maneja Rincón y que lo llevan a pensar que las 1.600 toneladas que se dañaron en Machiques llegaron a Venezuela por puerto está el hecho de que los vecinos de Lacma aseguran que los sonidos de la planta pulverizando leche no se sienten ni se han vuelto a percibir los olores del procesamiento. “Eso nos hace pensar que la leche está llegando de fuera”, dijo Rincón vía telefónica a La Verdad.

Acciones

En la Asamblea Romero pedirá fijar una nueva fecha a la inspección ocular para que la comisión legisladora entre a la planta. “Pedimos una investigación seria, objetiva, y que se señale a los responsables de esto y se tomen los correctivos en las plantas”.

Rincón solicitará una sesión extraordinaria en la Cámara Municipal del municipio Colón para exhortar a nombrar una comisión de concejales que hable con la directiva de la planta el tema.

Toneladas podridas

De acuerdo con información suministrada por trabajadores de la planta que dio a conocer el diputado

Romero, las 1.600 toneladas de leche en polvo en mal estado se distribuyeron así:

600 toneladas se usaron para leche condensada.

400 toneladas se comercializaron a ganaderos porcinos.

200 toneladas se incineraron (las conocidas por la opinión pública).

Y las 400 toneladas restantes son las que pudieran estar dentro de la planta.

Las estimaciones se hacen contando sacos de 25 kilos cada uno, arrumados en paletas de carga.