Pescadores artesanales en Sucre impulsan comercialización directa al pueblo

(foto archivo)

Pescadores artesanales organizados en el estado Sucre coincidieron en reportar un alto crecimiento en la productividad tras la eliminación de la pesca de arrastre, hace dos años, lo que les ha permitido impulsar un modelo para prescindir de la cadena de comercialización de las empresas capitalistas que encarecen el pescado al consumidor.

Tras aplicarse esta medida, impulsada por el Gobierno Nacional y contemplada en el artículo 23 de la Ley de Pesca y Acuicultura desde 2008, se paralizó el daño que ocasionaban las embarcaciones rastropesqueras al ecosistema marino, permitiendo a las especies del mar desarrollarse y reproducirse libremente hasta adquirir su madurez.

Jesús María León, pescador artesanal de la comunidad de Caigüire, en Cumaná, capital del estado Sucre, afirmó que actualmente obtienen grandes capturas de diferentes especies marinas, lo que antes no lograban mientras estuvo activa la pesca de arrastre.

“La eliminación de la rastropesca nos ha beneficiado bastante, porque capturamos más peces que antes; mientras estuvo la pesca de arrastre agarrábamos entre 300 y 500 kilos de pescado, ahora pescamos entre mil y 2 mil kilos”, expresó.

Dijo que ahora encuentran con facilidad especies marinas, algunas de ellas en peligro de extinción, como lamparosa, cataco, cachorreta, cabaña, jurelete, cojinoa, picúa, luria y pargo, y de grandes tamaños.

Por su parte, Alejandro León, de 79 años de edad, manifestó que dedicó 60 años de su vida a la actividad pesquera artesanal: “Con la eliminación de la pesca de arrastre aparecieron especies que antes no se veían, como las anchoas, sardinas, cabañas, cojinoas; hay bastante pesca”.

Recordó que la rastropesca capturaba hasta 10 mil kilos de pescado, de los cuales apenas 2 mil kilos eran aprovechados, mientras que el resto, es decir 8 mil kilos, era desechado por tratarse de especies muy pequeñas.

Intermediarios especulan con los precios

Aníbal Brito, vocero de los pescadores artesanales en la Zona de Paria (costa norte del estado Sucre), declaró vía telefónica que el Gobierno Revolucionario eliminó el principal enemigo para la reproducción de especies marinas (pesca de arrastre), pero aún falta por determinar medidas contundentes que impidan a los mercados capitalistas seguir controlando la comercialización y especulación en el precio de los pescados para el pueblo.

Sostuvo que el aumento desproporcionado en los precios del pescado se debe a la cadena de intermediarios (caveros, distribuidores, comerciantes), controlada por el monopolio en su mayoría conformado por empresas privadas que antes eran dueños de embarcaciones rastropesqueras.

Para contrarrestar esta cadena de intermediarios, impulsada en su mayoría por mayoristas contrarrevolucionarios que juegan a la inestabilidad política del país, consideró oportuna la creación de una empresa de gestión socialista para que sea el propio pescador quien controle la cadena de intermediarios y expender el pescado a precios justos.

Brito indicó que en la Zona de Paria están conformados 32 consejos del poder popular de pescadores artesanales, enfocados en profundizar la captura para comercializar y garantizar alimentos marinos a la población.

Pescadores organizados

Durante estos años de eliminada la pesca de arrastre, 16 mil pescadores artesanales del estado Sucre se organizaron bajo la figura de los consejos del poder popular de pescadores.

Así lo indicó el vocero nacional de los pescadores artesanales ante el Consejo Federal de Gobierno (CFG), Julio Moreno, quien destacó que este paso organizativo permite impulsar proyectos en beneficio del entorno social de las costas y ríos.

“Hay un mayor empuje hacia los financiamientos y organización de los consejos de pescadores, quienes hoy en día tienen un mayor grado de conciencia, participación y planificación con el Gobierno Nacional para todas las actividades productivas del sector pesca artesanal”, precisó Moreno.

La organización permitió a jóvenes formarse técnicamente en las áreas de mecánica de motores fuera de borda, carpintería, fabricación de artes de pesca, mecánica Diesel y otras áreas de interés del pescador artesanal a través de las escuelas del fortalecimiento del poder popular del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces).

Entre otros logros de los pescadores en pro de su desarrollo integral y mejora de su calidad de vida, mencionó que en el país han construido ocho casas del pescador y seis de 18 centros de procesamiento de pescado.

Estos seis sitios de procesamiento de pescado son conocidos como Punto Cumarebo (estado Falcón), centros Sardinero y Atunero con capacidad para 67 toneladas de pescado (ambos en Sucre), de procesamiento de cachama y trucha en Barinas; Bartolomé Salom en Puerto Cabello (Carabobo) y el centro de distribución y almacenaje en Tacarigua de Mamporal.

Estas procesadoras y distribuidoras creadas por iniciativa del presidente de la República, Hugo Chávez, son una red de infraestructura para fortalecer el sector pesquero artesanal y de la acuicultura.

Añadió que 6 mil pescadores en todo el país serán beneficiados este año con la Misión AgroVenezuela para el reimpulso de la productividad pesquera artesanal.

Dignificación al pescador

El presidente del Instituto Socialista para la Pesca y Acuicultura (Insopesca), Gilberto Giménez, en una visita a Cumaná, declaró que continúan avanzando para dignificar y mejorar la calidad de vida de los pescadores artesanales.

Resaltó que el Gobierno Nacional ha otorgado 9.384 pensiones de vejez, a través del Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS), a pescadores artesanales, de los cuales 2.531 pertenecen al estado Sucre.

De igual manera “hemos cumplido con el 84% de los créditos que se han concedido a los marinos cesantes de la pesca de arrastre”.

Destacó que 1.704 marinos cesantes de la pesca industrial de arrastre solicitaron créditos al Estado venezolano para el impulso de proyectos de servicios, alimentos, agricultura y comercio.