200 reos de Vista Hermosa se cortan brazos y piernas en “huelga de sangre” (video)

(Foto archivo)

Más de un centenar de presos iniciaron  una “huelga de sangre” en la cárcel de Vista Hermosa ubicada en el estado de Bolívar, sur de Venezuela, para exigir respeto a sus derechos humanos y solicitar el regreso de un prisionero que, supuestamente, mantenía el orden dentro del internado judicial.

“Hace dos días murió un interno porque le dio un ACV (Accidente Cerebro Vascular) y no tuvo atención médica y ese fue el detonante que los llevó a ellos (presos) a autoflagelarse con una hojilla (navaja)”, explicó a la emisora Unión Radio el director de la ONG Observatorio Nacional de Prisiones, Humberto Prado.

La llamada “huelga de sangre” que han adoptado los presos consiste en que ellos mismos se realizan grandes cortes en piernas y brazos para que los directivos de la prisión se vean obligados a trasladarlos a centros de salud.

“Desde hace tres días la población reclusa de Vista Hermosa viene haciendo una serie de denuncias sobre la situación de falta de medicinas, de médicos, por la mala comida, por falta de transporte para ir a los tribunales”, señaló Prado.

Otra de las peticiones de los presos es la exigencia de que regrese a ese penal un compañero que fue trasladado a otra cárcel del país y que defienden por considerarlo un líder en la lucha por los derechos humanos de los reclusos y de sus familiares.

El interno Wilmer Brizuela, alias Wilmito, fue trasladado a una cárcel del estado Carabobo (centro) y era considerado por sus compañeros de cárcel como el líder del penal.

“En Ciudad Bolívar se ha desatado la delincuencia y el mantenía la seguridad en la cárcel y afuera (…) porque cuando estaba él aquí le pedían permiso los delincuentes”, dijo a Unión Radio, Luisana Villamizar, familiar de un recluso.

Prado confirmó que ayer trasladaron a 69 presos al hospital universitario Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar por causa de los cortes y pérdida de sangre, mientras otros 35 fueron tratados dentro del internado.

Hace un mes el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, dijo que el Gobierno estaba avanzando en la humanización de las cárceles con diversas iniciativas, con el fin de revertir la situación de los centros de reclusión.

No obstante, el diputado opositor William Ojeda, integrante de la comisión parlamentaria de Régimen Penitenciario, ha denunciado que los presos de Venezuela afrontan terribles condiciones de reclusión y que hay 33 prisiones diseñadas para 14.000 internos, pero ocupadas actualmente por 44.000 personas.

En febrero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos urgió al Gobierno venezolano a tomar medidas inmediatas después de actos de violencia que acabaron con dos muertes y 54 heridos en una prisión. EFE

Video cortesía Globovisión