Estos son los tipos de eyaculación masculina

(Foto archivo)

La emisión del semen no es tan fácil como parece; algunos varones simplemente no pueden, otros lo expulsan hacia la vejiga.

excelsior.com.mx

La eyaculación es, para muchas parejas, el clímax del placer masculino. Sin embargo, dos de cada diez varones mexicanos presentan diversos problemas para expulsar de forma efectiva su semen.

De acuerdo con el urólogo Adolfo Casabé, director médico del Instituto Médico Especializado (IME) en Argentina, son tres los problemas de eyaculación:

La precoz. Es la incapacidad para controlar la eyaculación durante los primeros cinco minutos posteriores a la penetración; incluso algunos varones antes de penetrar ya eyacularon sin que haya sido su deseo.

-Causa: No obedece a alguna razón orgánica o emocional.

-Tratamiento: terapia sexual y la prescripción de cierto antidepresivo que reduce la expulsión rápida y sin control del semen.

-Dato: hay orgasmo muy rápido y poco placentero

La retardada. Sucede cuando el hombre aunque lo desee no puede eyacular; si bien está excitado le cuesta mucho trabajo por lo que suele cansarse y perder la erección sin completar el orgasmo.

Luego de los 65 años de edad sucede el deterioro progresivo de las hormonas sexuales masculinas; por ello, algunos varones tienen poca testosterona y, en consecuencia, reducido deseo sexual, lo que genera pérdida de la calidad de rigidez y de la capacidad para alcanzar el organismo

-Causa: paso de los años, ingesta medicamentos para la depresión,el control de la presión arterial, la próstata e infecciones urinarias. Así como cirugías urinarias o de la próstata.

-Tratamiento: cuando el hombre se masturba puede eyacular sin problema porque con la mano tiene un apriete más fuerte que con una vagina no alcanza. Y terapia sexual en la que se reeduque al varón y su pareja para que juntos puedan buscar alternativas a fin de incrementar su vida sexual.

También es conveniente, si es posible, cambiar de medicamentos (de uso común del varón) por algunos que no retarden la eyaculación.

-Dato: sin orgasmo

La retrógrada. Se caracteriza porque el semen es eyaculado hacia atrás, dentro de la vejiga en lugar de hacia afuera y se mezcla con la orina, debido a que no se cierra correctamente la zona conocida como cuello de la vejiga.

-Causa: diabetes, lesiones en la columna vertebral, cirugías en el abdomen o pelvis.

Tratamiento: si la causa es la diabetes es necesario controlarla efectivamente. Cuando se trata de las cirugías o lesiones no se puede hacer nada. Si el varón desea ser padre, se extraen espermatozoides de sus testículos para implantarlos directamente en la mujer.

-Dato: sí hay orgasmo, pero se reduce notablemente la expulsión del semen por el pene por lo que comúnmente se genera esterilidad.

La ausente. La aneyaculación es la ausencia total de semen durante la eyaculación sin importar si existe penetración, sexo oral o masturbación.

-Causas: intervenciones quirúrgicas en la próstata, trastornos neurológicos variados, diabetes y lesiones de la médula que provocan paraplejía. También sentimientos de culpabilidad o temor al embarazo, problemas de pareja o una educación sexual demasiado estricta.

-Tratamiento: si es por cirugías o lesiones no hay remedio. Pero si la causa es la diabetes o sicológicas es necesario atender con el médico.

-Dato: sí hay orgasmo pero no líquido seminal.

¿Y ellas?

Existen dos posturas distintos respecto de la eyaculación femenina.

La primera indica que ellas no eyaculan, sino que su lubricación es tal que tiene un aspecto muy líquido. O bien, algunas otras féminas dejan escapar, sin desearlo, un chorrito de orina durante las relaciones sexuales.

La segunda postura precisa que la eyaculación femenina es una realidad y se refiere a la expulsión de una cantidad variable de fluido –líquido claro, transparente o lechoso que surge de la vagina– durante el orgasmo.

Este líquido puede salir con fuerza y es generado gracias a la acción de las glándulas de Skene, éstas son las encargadas de lubricar la zona