Cómo convertirse en vampiro sin ser mordido

La euforia de libros y series sobre vampiros y magos parece no llegar a su fin. El éxito de «True Blood», la «saga Crepúsculo» o la famosa «Harry Potter» no solo viene precedido por la extravagancia de sus personajes. Un estudio revela que cuando leemos algún libro sobre esta temática sentimos que nosotros mismos formamos parte de la historia, reseña el diario ABC.

El estudio, publicado en la revista Psychological Science y elaborado por un psicólogo de la Universidad de Bufalo, en Estados Unidos, revela que «cuando leemos, psicológicamente formamos parte de la historia, ya sea de vampiros o de magos. Esto es lo que hace satisfacer a una persona durante la lectura», comenta el autor del estudio.

Para llegar a estas conclusiones dividieron a 140 estudiantes en dos grupos. Por una parte, unos leyeron un pasaje de la novela «Crepúsculo» en la que los que no son vampiros describen lo que sienten cuando ven al protagonista, Edward Cullen. El resto leyó un capítulo de «Harry Potter y la piedra filosofal» en la que los estudiantes de Hogwarts se dividen en casas y Harry roba pociones al profesor Severus Snape. Los participantes tuvieron 30 minutos para leer cada capítulo.

«Convertirse en vampiros»

Tras la lectura, los psicólogos realizaron un pequeño cuestionario a los participantes con preguntas como ¿crees que serías capaz de desaparecer? o ¿qué tamaño tienen tus colmillos? Y, tal y como predijeron, los lectores de Harry Potter creyeron ser magos y los lectores de Crepúsculo «se convirtieron en vampiros». «El estudio explica cómo este fenómeno no funciona solo para escapar del día a día, sino que sucede como algo que satisface una necesidad psicológica», concluye.