Ojeda: la masacre de Vista Hermosa muestra la “humanización carcelaria”

(foto archivo)

El Vicepresidente de la Comisión Permanente de Cultos y Régimen Penitenciario de la Asamblea Nacional, Diputado William Ojeda, asegura que “cada quien tiene que comenzar a asumir sus responsabilidades;  la población privada de libertad, está bajo estricta custodia del Ejecutivo Nacional, instancia de gobierno que es responsable directa de la carnicería que ocurre en el sistema penitenciario”.

Con los 3 asesinatos ocurridos esta semana en la cárcel de Vista Hermosa (Bolívar), son varias decenas de muertes las que se acumulan en lo que va de año en las cárceles venezolanas, lo que para el Vicepresidente de la Comisión parlamentaria que trata la materia, Diputado William Ojeda, tal violencia es una responsabilidad directa del Ejecutivo Nacional, y en especial del Ministerio de Interior y Justicia, Tarek El Aissami.

De acuerdo a la ley y a la práctica, toda la población privada de libertad del país está bajo custodia exclusiva del ejecutivo nacional, por lo cual, lo que ocurre con su integridad física y psicológica es responsabilidad directa y única del gobierno, y en concreto del Ministerio de Interior y Justicia, recalcó el Diputado de la Unidad Democrática y Vicepresidente de Asuntos Sociales de Un Nuevo Tiempo.

El Aissami tiene la palabra

Para el representante del Poder Legislativo “resulta insólito que los responsables de la custodia de los ciudadanos que se encuentran en prisión, no den la cara frente a la barbarie presente día a día en todos los centros penitenciarios. Es hora que El Aissami asuma como responsable de todos esos homicidios, de toda esa violencia, porque en sus manos está la administración del régimen penitenciario”.

De acuerdo a informes de organismos internacionales, Venezuela es uno de los países con las cárceles más violentas del mundo, tomando en cuenta la cantidad de heridos y muertos que se reportan año tras año.

“Hay una serie de medidas que tomar ya, de inmediato, y que de acuerdo a toda la normativa vigente el ejecutivo nacional tiene plenas facultades para enderezar los infernales entuertos existentes en nuestros sitios de reclusión. Pero no lo hacen, no actúan, sencillamente porque el tema de las cárceles forma parte junto a los tribunales, policías, fiscalía y defensoría, del gran tema de la seguridad ciudadana, y ese asunto no está en la agenda del gobierno, no le importa al régimen, es un ámbito donde muestra su rostro más indolente e inhumano. Esto demuestra que la cacareada ‘humanización carcelaria, fue siempre una estafa”.

Indicó que cada acto de violencia que haya en las cárceles, es una responsabilidad adicional que recae sobre las autoridades cuyo deber es cuidar por los internos, autoridades quienes tienen en sus manos el sistema penitenciario, de allí que “El Aissami o anuncia de inmediato las  medidas urgentes para resolver el problema, o debe renunciar”.