Venezuela, quinto país con más muertes por accidentes de tránsito

Foto cortesía @MiguelGuanique

En Venezuela muere una persona cada 75 minutos como consecuencia de algún accidente de tránsito, publica hoy el diario El Nacional.

El cálculo está basado en la cifra de fallecimientos en las carreteras y autopistas del país, consignada en el último Anuario de Mortalidad del Ministerio de Salud correspondiente a 2008.

El tema ha preocupado a expertos en el problema de violencia y salud pública. Lo que se conoce en el ámbito internacional como “accidentes de transporte” constituye la segunda causa de muerte violenta en el país, sólo superada por los homicidios. Las cifras en este rubro han ido en constante aumento, y en el referido año se situaron en 7.714.

La directora del Departamento de Demografía del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello, Anitza Freitez, dice que Venezuela ocupa el quinto lugar mundial en cuanto a tasa de mortalidad consecuencia de accidentes de tránsito.

Freites mostró un estudio en el que se comparan las estadísticas de muertes violentas suministradas por investigadores de 83 países. Venezuela tiene una tasa de mortalidad por accidentes de tránsito de 21,3 por cada 100.000 habitantes. Lituania tiene la más alta, con 25,9 por cada 100.000 habitantes. El Salvador y Guyana Francesa también están en esta lista.

En el segmento de población juvenil, cuyas edades van desde los 19 hasta los 25 años, Venezuela figura en el lugar número 15 de todo el mundo y segundo de Latinoamérica. La tasa es de 22,6 casos por cada 100.000 habitantes.

Freitez observó que en el caso venezolano la tasa de mortalidad por accidentes de tránsito es más alta en la población joven que en el resto de los grupos de edad.

Una epidemia. Para la investigadora, el país está perdiendo una importante porción de la población que comienza la etapa productiva. Indicó que la UCAB está evaluando ese impacto negativo.

Freitez considera que las causas de la victimización por choques, volcamientos y arrollamientos surgen de la inobservancia de las normas que rigen el tránsito.

“Este problema se ha acentuado en el tiempo. La gente no siente ningún tipo de obligación por parte de la autoridad ni poder de sanción. Seguimos violentando todo tipo de normas y conducimos como nos da la gana”, afirmó.

El coordinador del Observatorio Venezolano de la Salud, sociólogo Jorge Díaz Polanco, afirmó que la mortalidad por accidentes de tránsito en el país adquirió el nivel de una epidemia.

“No sólo estamos hablando de las personas fallecidas, sino de una gran cantidad de lesionados, que pertenecen mayoritariamente a la población juvenil”, añadió.

Sostuvo que en el país hay una crisis de valores que se refleja en una manera de manejar los vehículos.

Indicó que, además de las muertes y lesiones producidas directamente por las colisiones, los volcamientos y arrollamientos, ahora se está viendo con frecuencia que los choques simples generan disputas entre los conductores que a menudo finalizan con personas muertas o heridas.

“Estamos en una situación de anomia. A pesar de que estamos ante un gobierno de tendencias autoritarias, en realidad no controla nada. Por esto ha cedido a las presiones de los motorizados”, señaló.