Roger Noriega: “el régimen de Chávez tienen una alianza con el narcotráfico”

(Foto El Tiempo)

El llamado ‘halcón’ en América Latina del ex presidente George W. Bush calificó como una “falta de respeto” de la administración de Barack Obama su trato a Colombia.

Noriega habló con EL TIEMPO. y reiteró la lucha contra la criminalidad por el narcotráfico y el ‘populismo autoritario’ que representa el presidente venezolano Hugo Chávez son los grandes retos del continente.

¿Cómo analiza que el presidente Santos le haya planteado al presidente Obama una relación más de ‘tú a tú’ entre Colombia y Estados Unidos?

Creo que un hecho concreto de esto sería la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre los dos países. En mi opinión, el presidente Obama tendría que haber visitado a Colombia hace unos meses para mandar el mensaje de que sigue siendo un amigo y un aliado.

¿Obama ha incumplido su palabra, en cuanto al impulso del TLC en el Congreso estadounidense?

Creo que es un misterio. No entiendo la falta de respeto desde la administración del presidente Obama a Colombia. Es muy raro. Los otros países de América del Sur están viendo cómo tratamos a nuestros amigos. Pero, en mi opinión, el presidente Santos ha manejado estas relaciones acertadamente.

Usted ha dicho que la región tiene grandes desafíos en la actualidad, ¿cuáles son?

En primer lugar, la lucha contra la criminalidad por el narcotráfico, y en segundo lugar, el ‘populismo autoritario’, que es un modelo presentado de forma agresiva por el presidente venezolano Hugo Chávez. Tenemos que reconocer que el chavismo y el régimen de Chávez tienen una alianza con el narcotráfico, con Irán y con grupos terroristas. Esta combinación es muy, muy peligrosa, y él tiene que hablar de forma franca sobre lo que está pasando.

Si esto es cierto, ¿cómo podría reaccionar la región?

Si reconocemos esa amenaza transnacional tal vez podríamos empezar a fabricar una respuesta internacional, y si podemos identificar la criminalidad de ese modelo, podríamos atraer la atención de Washington, que en mi opinión no está reconociendo lo que está pasando en las Américas. La falta de atención es muy peligrosa.

¿Por qué cree que el gobierno estadounidense no se compromete con la región?

Hay varias razones. En primer lugar, hemos, y yo soy culpable de eso también, subestimado a Chávez por una década. Ahora estoy convencido de que representa una amenaza profunda, pero la impresión de mucha gente en Washington cuando se habla de Chávez es que es un payaso, y ese es un error muy serio.

¿La fuerte presencia de Chávez en Unasur puede llevar al fin de la OEA?

Si la OEA no está haciendo nada, hay que buscar alternativas. Si una agrupación como Unasur puede ofrecer unas recetas constructivas y positivas para mejorar la condición del pueblo, no tenemos ningún problema con eso, y precisamente por la falta de atención de Washington se ha generado un vacío en la región. En un mundo globalizado, las Américas tienen que pensar como un mercado natural. Washington tiene que ofrecer a los países en América Latina, particularmente a Brasil pero también a otros, una visión constructiva sobre cómo podríamos profundizar nuestra cooperación económica y fortalecer los lazos.

Pero el presidente Obama muestra más cercanía con México que con Brasil…

Lo que pasa es que la lucha de México es nuestra lucha y tenemos que compartir la responsabilidad de combatir a los narcotraficantes. En mi opinión, hay una falta de atención a ese fenómeno.

Cambio de ruta en Unasur

¿Cómo analiza que el ex presidente Uribe mostró resistencia a un ingreso pleno a Unasur, y el presidente Santos quiere liderarlo?

Creo que por años el ex presidente Uribe trabajó para construir relaciones fuertes con los países de América del Sur. Por varias razones, en mi opinión, Colombia fue abandonado por otros países, incluyendo a Venezuela y Ecuador, que eran socios de los narcotraficantes que atacaban al pueblo colombiano. Ahora el presidente Santos tiene la responsabilidad de relanzar relaciones constructivas, reiniciar el diálogo, y creo que hasta ahora esto ha producido resultados buenos y positivos.

Otro punto importante es que entre los presidentes Bush y Uribe había una amistad profunda, importante y clave. Con el presidente Obama aún no se ha construido esa relación.