¿Con qué juegan los japoneses? (Fotos+WTF???)

¿Barbies, Monopoly, muñequitos de Playmobil? No, a los japoneses no les van estos juguetes insulsos que aportan más bien poco al intelecto y a ese rudimentario aprendizaje infantil que se adquiere a través de juegos y juguetes. Ellos prefieren otro tipo de entretenimientos que quizás no sean tan prácticos, pero donde haya un poco de sangre que se quiten todos los Mr. Potato del mundo.

tejiendoelmundo.wordpress.com

Veamos algunos de ellos. Por aquí nos solemos encontrar las típicas maquinas expendedoras de pequeños juguetes que atraen a los niños como los trajes a Camps. En ellas, al módico precio de un par de euros, nos encontraremos juguetitos de todo tipo, en general pequeños muñecos de plástico con los protagonistas de los dibujos de moda o con los clásicos de disney. Resumiendo, juguetes que no suelen atraer la atención de los pequeños más que un par de minutos. En Japón a pensado que es mucho mejor dispensar cuerpos descuartizados a modo de puzzle que, a parte de entretener, ayuda a conocer mejor las partes del cuerpo.

Y para los que no son de puzzles y rompecabezas también está la versión que ya viene montada y rajada de arriba a abajo.

También tenemos un torso sin brazos, aunque este ya es de gama alta y no se vende en las maquinitas.

No podía faltar la mujer empalada para poner sobre el televisor, tan típica como nuestra sevillana y nuestro toro.

Pero no penséis que todo allí son mujeres ensangrentadas. También tenemos el super bebé que sale del televisor (sin avisar) y al que se le salen las tripas al más puro estilo piñata sorpresa.

Y como no, el gato atropellado. Véase la cara de felicidad del niño de la etiqueta.

O esto, que no se muy bien que es…

Pero no todo allí es sangre y vísceras. Los japoneses tienen una especial predilección por los mojones… vamos, las mierdas en castellano. Una hucha, un gorro, unos peluches…

No sin motivo una de las bromas que más les gusta es la mierda saltarina. Todo un artilugio en el que se emplearon millones de yenes para su creación.

Y aquí tenemos al tigre cagon.

Los llaveros de mierdecitas enroscadas también triunfan como complemento de moda.

Por otro lado, conociendo su afición al pescado crudo, no podía faltar el didáctico pescado troceado.

También tenemos los llaveros de animales en los que se ven las vísceras y los músculos, todos marcaditos con sus nombres para que se puedan llevar el saber fuera de casa.

Y si pese a todo, el chaval no consigue aprenderse los nombres de las diferentes partes del animal, tendrá que enfrentarse a la ruleta rusa infantil. Un peculiar juego en el que se carga la pistola y se dispara en la sien, y solo el azar hará que dispare un proyectil o no.

Y la pistola del amor, para lanzar ositos de peluche a tu pareja.

.

Pero bueno, no a todos los chavales les gustan estos juegos y a muchos les va más la acción y el deporte. Véase el trineo para disfrutar en los largos y fríos inviernos japoneses o el palo de golf para la primavera, para echar unas bolas entre los almendros en flor.

Y no hay problema si tras una tarde de juego intenso les entra algún tipo de remordimiento. Solo hay que conectar el robot Jesús que en un par de minutos les librará de todos sus pecados.

Y tras el duro día de emociones. A jugar un rato con nuestra muñeca embarazada, o quizás con nuestra muñeca peluda para depilar.

A colgar la ropa en nuestras perchas osito y a dormir con nuestra cabeza gigante de rata. ¿Se puede pedir más?

Por supuesto, este post ha sido todo un acto de demagogia por mi parte, está claro que allí hay juguetes de lo más normales y simpáticos. Como por ejemplo éstas.

.