El Alma Mater de Barquisimeto se quedó en veremos

(foto cortesía elimpulso.com)

La misión Alma Mater fue un programa gubernamental Venezolano, orientado a la educación que contemplaba la creación de universidades territoriales, así como la transformación de los Institutos Universitarios de Tecnología y Colegios Universitarios en universidades experimentales politécnicas. elimpulso.com

La misión alma matar se crea principalmente con el propósito de impulsar la transformación de la educación universitaria venezolana y propulsar su articulación institucional y territorial, en función de las líneas estratégicas del Proyecto Nacional Simón Bolívar, garantizando el derecho de todas y todos a una educación superior de calidad sin exclusiones.

Una iniciativa que beneficiaría a miles de jóvenes que aún no han podido realizar sus estudios superiores debido a la falta de recursos y a las dificultades que confiere en ocasiones trasladarse a otros estados para poder desarrollar la carrera que escogieron para ejercer toda su vida.

En el año 2007, Barquisimeto fue punto inicial de este mega proyecto gubernamental, con la puesta en marcha de la construcción de 10 edificios en el sector La Batalla, al oeste de la ciudad, que serviría de núcleos universitarios y en los cuales recibirían instrucción académica miles de larenses.

Amalia Argueyes, representante del Sindicato Bolivariano de Trabajadores de Construcciones, Obras civiles y Conexos del estado Lara, indicó que desde hace un año esperan que el Gobierno nacional inyecte los recursos necesarios para dar inicio a la tercera etapa de la construcción. Han realizado incontables peticiones para este fin y hasta se han dirigido a Caracas para reunirse con el ministerio.

Aseguró que se necesitan alrededor de 600 millones de bolívares fuertes para ejecutar el proyecto y a pesar de sus constantes acciones de protesta y la gran cantidad de obreros que se han quedado desempleados, aun no han conseguido algún tipo de respuestas.

Mil 500 trabajadores esperan los recursos para continuar los trabajos de construcción del Alma Mater, asisten a diario con la esperanza de que puedan culminar la obra de 46 hectáreas de construcción.
“Tenemos un años paralizados, sólo realizando pequeñas construcciones que en nada avanzan a la obra. Los materiales se están perdiendo y gran parte de la construcción corre el riesgo de quedar inservible debido al tiempo que han pasado las cabillas a la intemperie. Se está perdiendo todo el trabajo y el dinero invertido hasta la fecha”.

Por su parte, Eliécer Terán, representante de los trabajadores de la obra, hizo un llamado al Presidente Hugo Chávez para que se otorguen de una vez por todas los recursos. “Se han llevado tres propuestas al Ministerio De Educación Superior, para culminar al menos dos edificios de aulas, uno administrativo y el comedor. Nos han dicho que el punto de cuenta está en manos del Presidente pero así hemos estado desde hace un año”.

Así mismo, indicó que no se está inyectando la fuerza humana y recursos para que la obra tenga un avance significativo, mientras se encuentran desempleados más de mil personas. “Una obra de envergadura no se puede construir con 6 millones de bolívares cada 8 meses”.
Los obreros de esta construcción continuarán las acciones de calle así como lo han venido haciendo desde el pasado mes de julio, no perderán todo el trabajo realizado y mucho menos la oportunidad de tener una universidad abierta al pueblo y las comunidades.

“Esta es una obra importante por que por primera vez fuimos tomados en cuenta los barrios más marginales de la parroquia Juan de Villegas con una obra de impacto social, que no sólo genera empleo sino también mejora la calidad de vida de los habitantes de este sector. Hablamos como trabajadores, vecinos y próximos estudiantes de una universidad que queremos para el beneficio de todos los larenses”.

El Dato

- La construcción de la I etapa de Universidad Alma Mater Lara se comenzó en el 2007 con una inversión de 36 millones de bolívares fuertes y fue culminada en julio de 2009
- La II etapa se llevó a cabo desde finales de noviembre de 2009 hasta septiembre de 2010, con una inversión de 46 millones de bolívares fuertes.
- Para marzo de 2011, sólo se otorgó un presupuesto de 2 millones de bolívares fuertes.
- Cinco años han pasado y se ha concretado el 8% de la obra.