Cierran cuentas de alto militar chavista en Estados Unidos

Se revelan los montos y los bancos: Caso Makled salpica al uniformado cuyas cuentas congelaron en EEUU

Instituciones bancarias en Estados Unidos han suspendido cuentas bancarias a importantes altos funcionarios del gobierno de Hugo Chávez, entre ellos un miembro del alto mando militar de Venezuela, por falta de claridad y legalidad con respecto al origen del dinero depositado, de acuerdo a fuentes y documentos a los que tuvo acceso Descifrado.com

Por lo menos dos bancos norteamericanos le suspendieron las cuentas al almirante Carlos Aniasi Turchio, recien sustituido comandante de la Armada venezolana, y su esposa, por ser considerados clientes bajo la lista de PEPs, o Personas Expuestas Políticamente, una clasificación realizada por el FBI de personas extranjeras con cuentas en bancos norteamericanos que mantienen vínculos con gobiernos en todo el mundo.

La medida, incluida en la llamada Ley Patriótica, tiene el objetivo de prevenir la utilización del sistema financiero estadounidense para amasar o lavar dinero proveniente de la corrupción adminstrativa, como consecuencia del aprovechamiento indebido de los cargos políticos para el enriquecimiento personal.

Aunque el cierre de las cuentas se produjo varios años atrás, la última de ellas en 2008, es la primera vez que se conocen públicamente de estos procedimientos.

Wachovia Bank, que el año fue vendido y ahora opera bajo el nombre de Wells Fargo, cerró dos cuentas a los Aniasi en marzo de 2005, cuando el almirante era el jefe del puerto de Puerto Cabello.

Ambas cuentas tenían relativamente bajas cifras: una de ellas tenía 33.363,29 dólares al momento de su cierre. La segunda cuenta contaba con 6.765,03 dólares. Ambas fueron cerradas el 9 de marzo de 2005.

La suspensión de las cuentas coincidió con un estudio realizado por el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, presidido por el senador Richard Lugar, en el que se señalaba a Puerto Cabello como el principal punto de exportación de cocaína desde territorio venezolano a Estados Unidos y Europa.

En 2010 el saliente comandante de la Armada, Carlos Aniasi Turchio fue señalado por el empresario acusado de narcotraficante Walid Makled, como uno de sus socios en varias operaciones, entre ellas la firma de la concesión para controlar el 40% de las operaciones del Puerto, presuntamente a cambio de dinero, de acuerdo a denuncias de Makled a la prensa venezolana.

Una cuenta en una segunda institución financiera, Smith Barney, el servicio de banca privada del grupo Citibank, fue cerrada por presunta falta de transparencia sobre el origen de los fondos, de acuerdo a documentos federales revisados por Descifrado.

La cuenta en Smith Barney se mantuvo abierta por lo menos hasta septiembre de 2008, de acuerdo a un documento sobre transferencia de fondos en el que Aniasi movió 23.205 dólares a otra cuenta suya en Bank of America.

Descifrado no pudo conocer si la cuenta de Bank of America fue cerrada en ese mismo momento o posteriormente, o si aún se mantiene abierta.

Aniasi Turchio también mantenía cuentas en el Eastern National Bank, una entidad bancaria propiedad de Fogade, de donde recibía transferencias en dólares del Banco Occidental de Descuento (BOD).

Tampoco se pudo confirmar si estas cuentas se mantienen activas o fueron cerradas.

El monitoreo federal de cuentas bancarias propiedad de venezolanos se ha convertido en una prioridad para organismos como el Fondo Federal de Garantía de Depósitos (FDIC), y la Security Exchange Commission (SEC), debido a que Venezuela es considerado un país de alto riesgo en material de lavado de dinero.

Uno de los últimos episodios de cierre de una cuenta bancaria a venezolanos se produjo a mediados de este año. Bajo investigación federal por lavado de dinero, Ocean Bank fue obligada a cerrar la cuenta de uno de sus activos clientes, un abogado que presta servicios para el Banco Plaza en Caracas, propiedad de la familia que controla Ocean Bank en Miami. El abogado está emparentado familiarmente con el presidente del banco en Miami, Alfonso Macedo.

La cuenta del abogado, identificado en documentos federales con las iniciales RB, manejó grandes cantidades de dinero provenientes de Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa, y del empresario naviero Wilmer Ruperti, de acuerdo a una demanda ante la corte estatal de Miami-Dade.

De acuerdo a fuentes federales consultadas por Desacifrado.com, la cuenta fue suspendida, y se emitió una orden de deportación para RB.

Lea el reportaje completo en Descifrado.com