Rolo de guiso en Bariven: ¿Corrupción del siglo XXI?

Con un sobreprecio de $403,7 millones, Bariven, filial de Pdvsa encargada de las compras nacionales e internacionales para la industria petrolera estatal, compró 17 unidades de generación en un mismo día, el 20 de febrero de 2010.

En el reportaje publicado en el diario hermano Últimas Noticias, el domingo 18 de septiembre con el título “Bariven compró con sobreprecio”, se revela que ese 20 de febrero, mientras el ministro de Energía y Petróleo y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, anunciaba en Consejo de Ministros que estudiaban ofertas de plantas de generación provenientes de Norteamérica, Europa y Asia, en la sede de Bariven, en el Centro Profesional Eurobuilding, se liberaban órdenes de compra a favor de tres empresas intermediarias por el monto de $767 millones.

Esa adquisición se efectuó en medio de la emergencia eléctrica y bajo la justificación de la necesidad que tiene Pdvsa de lograr una generación eléctrica autónoma del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Por eso, el 20 de febrero de 2010, Bariven, en nombre de Pdvsa, negoció con tres empresas intermediarias, Ovarb Industrial LLC, KCT Cumaná II Internacional y Derwick Associates, 17 unidades para generar 1.000 mw. Año y medio después, de todos los equipos comprados por $767 millones, con un sobreprecio de $403,7 millones, no ha salido el primer megavatio (MW).

Vía Biendateado