Las parafilias más comunes

Es considerado como parafilia cuando el placer (orgasmo) no se consigue mediante el coito, sino en alguna otra actividad sexual, que en algunas ocasiones puede resultar potencialmente dañino para cualquier persona que la practique.

Entre las más comunes se encuentran:

 

•Asfixiofilia (estrangulación erótica) Excitación por estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a causarle daños graves.

•Coprofilia Interés sexual en las haces (ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo).

•Coprolalia Deseo de gritar obscenidades.

•Exhibicionismo Exposición deliberada y compulsiva de los genitales en público para alcanzar satisfacción sexual mediante la reacción de la víctima.

•Fetichismo Obtención del disfrute sexual a partir de objetos inanimados o zonas del cuerpo.

•Frotteurismo Gusto y excitación de frotar los genitales contra el cuerpo de otra persona en sitios muy concurridos sin que la víctima se percate, por ejemplo en un vagón del Metro.

•Gerontofilia Deseo por personas de la tercera edad.

•Masoquismo La persona experimenta gran placer sexual al ser agredida físicamente y ser sometida por su agresor.

•Necrofilia Búsqueda del placer mediante relaciones sexuales con cadáveres.

•Pedofilia Deseo por los menores de edad.

•Parcialismo Atención excesiva a partes del cuerpo

•Sadismo Búsqueda de placer con agresión y dominio.

•Urofilia El deseo se satisface orinando durante el coito o pidiendo a la pareja que lo haga.

•Vouyerismo Consiste en obtener placer mirando los genitales y las actividades sexuales de otras personas, por ejemplo en la pornografía.

•Zoofilia El placer se obtiene mediante relaciones sexuales con animales.

Todo interesante