Ellos son adictos a las cirugías plásticas (Fotos)

Dicen que el amor es lo más difícil de ocultar en este mundo, nosotros creemos que no. Lo más difícil de ocultar, sobre todo si eres una celebridad, es una -buena o mala- cirugía plástica. Y tanto el amor como la cirugía plástica son caminos de ida, una vez que comienzas, muchas veces te dejas llevar por la pasión y es muy difícil detenerse.

Fotos y texto cortesía de E! Online Latino

 

En Hollywood, la mayoría vive a través de su físico, y para algunas estrellas es imposible perdurar en el tiempo sin hacer un pacto con el bisturí.

Es más fácil pasar por el quirófano que usar cremas, comer sano y dormir completo.

Ellas, con sus arcas repletas de dinero, sobreviven al escarnio público usando -y muchas veces abusando- de los avances en cirugías cosméticas.

Entre las celebridades que inevitablemente admiten su adicción a la cirugía plástica (¡Cómo si hubiese manera de ocultarlo!) Y porque las imperfecciones también son parte del show, estas son nuestras favoritas.

Janice Dickinson: La supermodelo y ahora host de televisión ha pasado por el bisturí para: aumento de busto, aplanamiento de abdomen, lifting de cuello y rostro, y la infaltable lipo. Mmm… Viéndola bien multipliquen todo lo que dijimos por tres.

 

 

Mickey Rourke: Sus cirugías intentaron restaurar el equilibrio en su rostro, maltratado por sus años como boxeador en los 90’s, sin embargo, incluso Rourke admite que el resultado estuvo lejos de ser exitoso. Ahora parece la caricatura de su caricatura.

 

 

Donatella Versace: Puede ser difícil distinguir cualquier modificación en su cuerpo ya que su perenne bronceado naranja causa distracción, pero su rostro, y especialmente sus labios, no mienten. El bótox puede ser un amigo muy traicionero.

 

 

Joan Rivers: Admite haberse hecho por lo menos nueve cirugías plásticas, le encanta hablar de ellas y está súper contenta con los resultados… Es eso o es que tal vez no tiene otra expresión facial. Tiene 78 años, y se ve estupenda ¿O no?

 

 

Lil Kim: Poco a poco esta chica ha ido siguiendo el camino de Michael Jackson, excepto por la parte del aumento (desmesurado) de busto, y se ha aclarado la piel y cambiado radicalmente sus facciones gracias al botox y los liftings. Creemos que los médicos rapearon en plena operación.

 

 

Melanie Griffith: A pesar de los numerosos tratamientos en su rostro, que incluyen lifting y botox, Melanie luce cada vez menos fresca, natural, y lo peor de todo, ella está empezando a dejar de parecerse a ella misma. Meg Ryan y Nicole Kidman tienen que tener cuidado porque están siguiendo este mismo camino ¿Qué pensará Antonio de esto?

 

 

Heidi Montag: Con tan solo 25 años es adicta entre las adictas. No hay nada que esta chica no se haya hecho: liposucción en su estómago y muslos, aumento de busto, nariz, inyecciones en sus mejillas y labios, orejas, reducción de mandíbula, lipo en el cuello (OMG!) y aumento de su trasero. Ella transformó el concepto de rubia norteamericana… Ahora no solo son tontas, sino también plásticas.