Ya Larry Palmer no viene a Caracas

(Foto archivo)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso ayer a Larry Palmer, candidato a embajador en Venezuela, como jefe de misión en San Cristóbal y Nieves. La decisión quita un obstáculo en las relaciones y abre la posibilidad de que Washington envíe un embajador a Caracas, informa El Nacional.

La Casa Blanca seleccionó a Palmer en febrero de 2010 como líder de la legación en Venezuela. El mandatario Hugo Chávez lo aprobó en junio.

El diplomático acudió en julio a una audiencia con el Comité de Asuntos Exteriores del Senado, Cámara que debe respaldar el nombramiento de embajadores para que sean efectivos.

Su exposición no convenció.

El vicepresidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, Richard Lugar, le entregó un cuestionario que respondió en agosto. Dijo que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana tenía la moral baja.

Las respuestas se hicieron públicas y el 4 de agosto Chávez rechazó a Palmer, algo que Estados Unidos ignoró. La decisión la ratificó la Cancillería el 18 de diciembre en un comunicado: “Las inaceptables actuaciones de Palmer provocaron la revocatoria del beneplácito que el Gobierno le había otorgado de buena fe”.

Sin Palmer en el horizonte, se podría pensar en un entendimiento para recuperar las relaciones a nivel de embajadores.

En los últimos días ha habido señales.

Washington envió a James Derham, embajador jubilado, como encargado de negocios en Caracas. Él asumió el cargo el 15 de octubre; el 22 dijo que había solicitado un encuentro con el canciller Nicolás Maduro, que se dio la semana pasada, con mucha discreción, confirmaron desde la Casa Amarilla.

Eso marca una diferencia en la forma como se manejaba la relación entre la Embajada y la Cancillería. El anterior encargado de negocios, John Caulfield, aseguró en julio, antes de dejar el país, que no había tenido audiencias con Maduro en un año.

La ministra consejera Kelly Keiderling lo sustituyó en julio.

Su primer encuentro oficial fue con el viceministro Temir Porras el 9 de septiembre, quien le dio una nota de protesta por la decisión del Departamento del Tesoro de incluir en la Lista de Denominaciones Especiales al general Clíver Alcalá Cordones, al diputado Freddy Bernal, al político Amílcar Figueroa y al oficial Ramón Madriz.

“De todas formas parece que no habrá embajadores hasta después de las elecciones en ambos países, previstas para 2012″, advirtieron fuentes en Washington.