Las Aventuras de Tintín regresan de la mano de Steven Spielberg (Fotos)

Tintín regresó a Bélgica de la mano del director Steven Spielberg, quien acudió especialmente a Bruselas para un preestreno digno de Hollywood de la película sobre el célebre personaje de historietas creado por el dibujante belga Hergé.

“Es un gran honor traer a Tintín a casa. Es muy importante para mí. Bruselas es su ciudad natal”, dijo el director de Indiana Jones a la prensa antes del preestreno mundial de la película “El secreto del Unicornio”.

Varios fans de Tintín se agolparon en el centro de la ciudad para las múltiples animaciones que se organizaron para rendir homenaje al intrépido reportero e impenitente viajero y a su fiel mascota Milú, creados por Hergé.

Bruselas era este sábado un gran escenario de cómic. Unos acróbatas bailaban desde los aires sobre páginas distintas de las Aventuras de Tintín, convertidas en enormes grafitis, y una caravana de autos de los años 40 desfiló por la capital europea.

“Es maravilloso que un estadounidense se interese por un héroe de Bélgica”, dijo Alain Chantrenne, propietario de un Buick de 1949.

Coproducida por el director Peter Jackson, la película fue definida por Spielberg como una especie de “Indiana Jones para niños”.

Y será Peter Jackson, director de “El Señor de los Anillos”, quien dirigirá dos secuencias de las aventuras por el globo de Tintín, quien con su tupé y pantalones característicos, se convirtió en un fenómeno mundial y una de las más influyentes series europeas de historieta del siglo XX.

“Descubrí a Tintín a los 30 años”, contó Spielberg. “Desafortunadamente, esos libros nunca llegaban a Estados Unidos. No teníamos acceso a esos libros. Me convertí instantemente en un fan”, dijo.

“Espero que si esta película tiene recepción en Estados Unidos, sus libros serán quizá publicados. Será una gran cosa”, señaló.

“Las Aventuras de Tintín: el secreto del Unicornio” sigue el modelo del filme Avatar al utilizar actores reales para generar imágenes en la computadora. La película se estrena en Europa la semana próxima y luego llegará a las pantallas estadounidenses, antes de Navidad, uno de los momentos altos de la taquilla.

Con elementos de varias de las 24 historietas de Tintín, el filme se inicia en un conocido mercado de antigüedades de Bruselas y ya las autoridades turísticas están delineando la “ruta Tintín”, el “más famoso de los belgas”, como dicen varios carteles de la ciudad.

“Hay mucha excitación en torno a la película” señaló Dominique Maricq, quien trabajó en los estudios de Hergé. “Nos da mucha curiosidad saber cómo lo retratará Hollywood”.

Desde el inicio del proyecto, contó Maricq, los expertos en Bélgica quedaron “impresionados por la determinación de Spielberg y Jackson de respetar el espíritu del mundo de Tintín y no convertirlo en un superhéroe estadounidense”.

“Creo que a Hergé le hubiese gustado la película. Honestamente”, dijo Spielberg, precisando que su prioridad ha sido la de respetar “el estilo y el espíritu” de los cómics.

“Hergé fue un gran artista, ilustrador y escritor (…) Fue como un cineasta sin cámara”, explicó Spielberg, quien recibió el visto bueno para rodar las aventuras de Tintín justo antes de la muerte de su creador en 1983.

Entre los ávidos espectadores para el preestreno de la película, se encontraba Jean-Pierre Talbot, un maestro jubilado belga que fue la única persona en interpretar a Tintín en la gran pantalla hasta ahora.

Talbot fue elegido por su extraordinario parecido con el reportero de aspecto juvenil.

“Estoy un poco emocionado”, contó. “Nunca volví a actuar otra vez, pero para la gente aquí sigo siendo Tintín”.

Creado en 1929 por Hergé, cuyo verdadero nombre era Georges Remi, Tintín y la serie de personajes secundarios que aparecen en sus aventuras, han sido objeto de culto y de análisis por millones de personas en todo el planeta.

Filmada utilizando la tecnología de ‘motion capture’ (captura de movimiento), la película está protagonizada por Jamie Bell (actor de Billy Elliot) quien interpreta al héroe y el británico Daniel Craig (James Bond) al malvado Rackham el Rojo.

El británico Jamie Bell dijo que comenzó a leer a Tintín a la edad de los ocho años y “quería ser como él: valiente, intrépido y un eterno viajero”. AFP

 

Fotos AFP