Fiesta en San Isidro de Petare terminó a puro plomo

(Foto Últimas Noticias)

 

Un vecino muerto y tres heridos, además de tres oficiales de la Policía Municipal de Sucre tiroteados, fue el saldo que dejó un presunto enfrentamiento entre delincuentes y efectivos de este organismo, el sábado a las 3:30 am, en el Callejón El Loro del barrio San Isidro de Petare, donde se celebraba una fiesta.

El fallecido fue identificado como José Enrique González (35 años), un obrero, quien participaba en la reunión, junto a Víctor Márquez (23 años), Jesús Melbes Bracho (33 años) y Jordán Guevara (19 años), quienes resultaron heridos con impactos de proyectiles.

Así lo reseñó Víctor Escalona de Últimas Noticias

Los oficiales lesionados son William Aranguren, Yanko Rojas y Hart Andrade, tripulantes de la unidad 4063. Según la versión de Polisucre, los efectivos patrullaban por el Callejón El Loro y fueron atacados a tiros, lo cual los obligó a accionar sus armas.

Los funcionarios trasladaron a los oficiales heridos a los hospitales Domingo Luciani, en El Llanito y Pérez de León, en Petare, y horas más tarde notificaron a la policía científica sobre la situación para que se presentara en el sitio.

Otra versión. Los familiares de José Enrique González fueron a la morgue de Bello Monte para retirar el cuerpo del fallecido y denunciaron que en San Isidro no hubo ningún enfrentamiento, sino un exceso policial. José González, hermano de la víctima, aseguró que los vecinos compartían en la madrugada y quedaron sorprendidos cuando vieron llegar una patrulla con uniformados disparando sin motivo alguno.

“En la fiesta no había delincuentes y nadie se enfrentó a tiros. Ellos llegaron disparando, dejaron heridos a varios hombres y no les prestaron auxilio. Recogieron las evidencias y se fueron. Después avisaron al Cicpc y a las 2 de la tarde se presentaron los investigadores, cuando no había nada que recoger”, dijo González.

El familiar explicó que la policía inventó una versión, según la cual su hermano estaba de rodillas y lo tenían apuntado en la cabeza con un arma. “Con eso quieren justificar la muerte” , afirmó el familiar.