Río Chama arremete contra comunidades del Sur del Lago

Una hora de lluvia inundó por completo varios sectores de Cabimas. Los afectados exigen a las autoridades que limpien los drenajes y colectores, publicó La Verdad.

En horas de la mañana de este domingo quedaron incomunicadas las parroquias Simón Rodríguez y Carlos Quevedo del municipio Francisco Javier Pulgar, además del municipio Colón con Cuatro Esquinas, luego que el río Chama abriera tres nuevos boquetes en el muro de contención e inundara varios sectores de la jurisdicción.

Así lo informó a La Verdad Freddy Gómez, diputado del Consejo Legislativo del Estado Zulia, quien dijo que la situación se agravó en las últimas horas.

“El agua alcanza un metro de alto en el sector Mata de Coco, donde el agua pasa de un lado a otro. No tengo nada en contra del Distrito Militar, pero ellos demuestran que no pueden seguir al frente de esos trabajos. Hago un llamado al Gobierno nacional para que envíe ingenieros hidráulicos a la zona y evite más inundaciones. Presidente Chávez, en sus manos está la responsabilidad de lo que allí pueda suceder”.

Gómez acotó que si sede el muro de contención del aliviadero del río Chama se inundarían Cuatro Esquinas y parte de Los Naranjos. “Tenemos una bomba de tiempo en el sector La Gran Parada y Génesis, el agua está a escaso un kilómetro de la población de Cuatro Esquinas”.

En horas de la tarde de ayer el paso por el sector Caño Muerto-Puerto Chama estaba restringido debido a que el agua comenzó a pasar por encima del puente provisional.

Aguacero en Cabimas

Jolitze Isea García. Cabimas. Una hora de intensa lluvia bastó para anegar las viviendas de al menos seis sectores en el municipio Cabimas. La avenida Intercomunal estaba intransitable. Los habitantes piden con celeridad al Ejecutivo local la limpieza de los drenajes y mantenimiento en las estaciones de bombeo para evitar colapsos con la temporada lluviosa.

Martín López estaba desesperado. Él reside en el sector Los Rosales y contó que con tan solo 10 minutos de lluvia el agua empezó a entrar en su vivienda. Rápidamente logró subir sus “corotos” en gaveras de refrescos y bloques para evitar que se dañaran. El agua llegó a alcanzar hasta un metro de alto en las viviendas.

Funcionarios del Cuerpo de Bomberos precisaron que recibieron reportes de la carretera Cumaná, Los Laureles, Las 40 y Ambrosio. Una comisión mantiene un operativo desplegado para atender las emergencias que puedan presentarse. El mal tiempo continúa.