A golpes termina inscripción en Misión Hijos de Venezuela

Madres que estaban a las afueras de la Maternidad Negra Hipólita, en San Félix, protagonizaron una discusión que llegó a las manos, en reclamo a la “mala atención”, informa Correo del Caroní.

Las damas reclamaron por la “pésima atención” y por la lentitud del sistema, lo que las obligó a estar horas esperando sin poder inscribirse

Empujones, indignación, golpes, gritos y rabia fue el escenario que culminó con la primera jornada de registro de la Misión Hijos de Venezuela en la Maternidad Negra Hipólita, en San Félix.

Las damas que el lunes se anotaron en una lista para iniciar ayer el formal empadronamiento, esperaron horas para ser atendidas, y muchas dicen haberse quedado por fuera.

Aunado a esto, denunciaron “mala atención” e inclusive “humillación” de parte de quienes realizan la encuesta, pues les hacían comentarios despectivos de su situación.

Cuando el equipo de este rotativo llegó al lugar una cincuentena de mujeres estaban en la entrada del sitio, luego de haber protagonizado un zaperoco. La policía tuvo incluso que intervenir y mediar entre las que esperaban bajo el sol y las representantes del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tensión estaba al máximo. Los comentarios abundaban y muchas de las que esperaban estaban coléricas, rojitas del sol y de la rabia, pues según gritaban, desde las 8:00 de la mañana hasta esa hora, casi las 4:00 de la tarde, habían sido encuestadas 15 personas de la lista del lunes, quienes por segunda vez hacían cola.

Los funcionarios lograron bajar los ánimos y al final el grupo se dispersó, no sin antes lanzar una que otra queja. Sólo unas pocas se quedaron, y las sillas que estaban dispuestas para la actividad fueron recogidas. Las empadronadoras salieron casi huyendo, en vista de la situación y aprovechando que ya había una calma considerable.

Aparente normalidad
María Rivas, representante del INE en el lugar, explicó que habían encuestado a casi 60 mujeres y que la encuesta de corte social es similar a la aplicada en el censo de este 2011. El tiempo para cada entrevista dependía del número de hijos que cada madre tuviera, pues con cada hijo es necesario llenar más datos.

Indicó la funcionaria que la situación fue normal, pese a las quejas. “El registro va bien y avanzando poco a poco. Las personas se han puesto agresivas porque cada quien tiene sus necesidades, eso lo entendemos. Estimamos censar unas 60 mujeres por día”, agregó.

Yulexis Ruiz, quien no pudo ser encuestada, explicó que su disgusto con la Misión radica en el trato dado por las funcionarias que estaban atendiendo. “No me gusta la forma de tratar al público, ¿cómo me van a decir que uno inventa cosas? Yo vine el lunes a las 8:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde me entregaron la cédula, y me dejaron anotada para hoy -martes- como la número 19”.

Indignación
Añadió la afectada que de la lista del lunes solo 15 mujeres pasaron, y ella por supuesto quedó por fuera para hoy, cuando debe nuevamente acudir a la maternidad.

“Yo soy maestra en educación inicial y estoy trabajando en la economía informal porque soy viuda y tengo tres niños, uno de ellos con discapacidad, y no me gusta andar en esto -las misiones- por la mala organización y me dolió lo que me dijo ella”, comentó con lágrimas en los ojos.

La madre acotó que en su caso tiene 6 años laborando sola para mantener a sus hijos, sin tener quien la ayude, pues además de viuda no cuenta con una familia que la pueda respaldar económicamente.

“Ella -la empadronadora- me dijo: ‘hay mujeres inventando que no tienen marido, que no tienen nada’ pero no puede hablar así en general porque cada una tenemos nuestras necesidades. Ella debe saber dirigirse al público, la palabra ofende, tengo dos días aquí, son dos días que no trabajo, y mañana otro día perdido. Eso es una falta de respeto, y no digo que esto sea malo, pero sí que haya una buena organización, eso pedimos”.

 

Inicio nacional

La implementación de la Misión Hijos de Venezuela se inició este lunes a nivel nacional. Ésta pretende ayudar a madres solteras con más de tres hijos menores de 18 años y que devenguen menos de un salario mínimo. También busca ayudar a madres de niños con discapacidad, y madres adolescentes.

En el estado Bolívar se verán beneficiadas 42 mil familias. Aunque oficialmente se han dicho que son tres los puntos de registro: Maternidad Negra Hipólita, Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo y Hospital Uyapar, también habrían puntos de registro en Vista al Sol y Core 8, en los módulos asistenciales.

El censo es hasta el 31 de diciembre. Y hay también 52 cuartetos confirmando la información en las comunidades.

Natalie García
Foto Carlos León