Niña torturada fue víctima de abuso sexual

(Foto archivo)

El Tribunal de Control 3° de Trujillo privó de libertad a la madre y el padrastro de la niña, de 3 años, quien murió la tarde del 11 de diciembre, víctima de una cadena de severos maltratos y agresiones, y ordenó su inmediata reclusión en el Internado Judicial de Trujillo, reseñó una fuente al equipo de sucesos. diariodelosandes.com

De acuerdo al reporte ofrecido a Diario de Los Andes, Yusmeli del Carmen Lobo Briceño, de 26 años, y Carlos Eduardo Parra, de 23 años, fueron acusados por el Fiscal Noveno del Ministerio Público (MP), Rafael Salas, por tres graves delitos. Los señalados tienen un lapso no mayor a 45 días para defenderse.

Delitos

La pareja fue imputada por los delitos de homicidio intencional calificado, abuso sexual y trato cruel, precalificación jurídica admitida por la juez penal, Hilda Nava Mendoza, quien además ordenó la transferencia del sonado caso a la ciudad de Mérida, para la ejecución del acto procesal.

La niña, de 3 años, sufrió por lapso de varios días o semanas serias lesiones. Según la madre de Carlos Parra, la mamá de la infante vivía “obstinada”, el maltrato contra la bebé era constante, el domingo “intenté ayudarla pero la pequeña ya ni lloraba, murió en mis brazos”.

El sonado caso de maltrato infantil perturbó a Timotes, Trujillo y otras localidades del país. El horrendo hecho del niño de Guanare puso en evidencia la alta descomposición social que sufren las familias venezolanas. Hoy es necesario ser vigilantes para evitar que la violencia silencie a otras víctimas por maltrato infantil.

Revelación

La pareja permanecerá tras las rejas, mientras que el Ministerio Público refuerza las investigaciones y blinda la acusación. Tras el informe preliminar, las autoridades no presumían el abuso sexual, sin embargo, los resultados de las pruebas científicas-forenses confirman el grave delito.

La niña tenía quemaduras, y serios hematomas. Las marcas de su cuerpo revelaban lesiones viejas y nuevas. El acto inhumano no tiene nombre, las secuelas de la maldad retumba la fe cristina del fervoroso pueblo de Timotes, que en una sola voz exige la verdad, y justicia.

Larga prisión

La pareja inicia un largo proceso judicial. De ser condenados por los tres graves delitos podrían ser castigados de 28 a 30 años de cárcel, y en caso de admisión de los hechos la pena no cambia. La ley penal venezolana es severa contra los implicados en graves acciones punibles. El país seguirá de cerca este nuevo drama de violencia infantil.