Kissinger urge reunión de aliados de EEUU tras muerte de Kim Jong-Il

Henry Kissinger | Foto: Archivo

Estados Unidos debería buscar consenso entre sus aliados con el objetivo de contener a Corea del Norte tras la muerte del autocrático líder Kim Jong-Il, dijo este lunes el exsecretario de Estado Henry Kissinger.

“Como estado en conflicto militar permanente, la única fortaleza de Corea del Norte es su capacidad para tomar medidas suicidas, pero no para sostener un conflicto de largo alcance”, dijo Kissinger a la cadena CNN sobre la “considerable capacidad de chantaje” del ermitaño país comunista.

No obstante, dijo que “no creo que Corea del Norte vaya más allá de ciertos límites” si se logra un acuerdo entre los miembros del grupo de países que participan en las suspendidas negociaciones con Pyongyang para doblegar sus ambiciones nucleares.

China, Japón, Rusia, Corea del Sur y Estados Unidos han participado, a esos efectos, en conversaciones con Corea del Norte.

“Pienso que el objetivo más importante para el gobierno de Estados Unidos en este momento es lograr algún acuerdo entre estos países para restringir levantamientos internos o cualquier demostración de fuerza de Corea del Norte”, señaló Kissinger.

Jay Carney | Foto: Archivo

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo más temprano que tras la muerte de Kim el sábado por un ataque cardíaco, Washington no tenía nuevos motivos de preocupación sobre los depósitos de armas nucleares de Pyongyang, además de las advertencias previas sobre su arsenal atómico.

Justo antes del anuncio de la muerte de Kim, informes de prensa indicaron el fin de semana que Pyongyang había acordado suspender su programa de enriquecimiento de uranio para armas nucleares, una demanda clave de Estados Unidos para reanudar las conversaciones de desarme.

Al agencia de noticias Yonhap y el diario Chosun Ilbo citaron una fuente diplomática señalando que Washington también había acordado proporcionar a Corea del Norte 240.000 toneladas de ayuda alimentaria.

Pero el futuro de ambos asuntos luce poco claro ante la muerte de Kim.

Corea del Norte abandonó las negociaciones a seis partes en abril de 2009, un mes antes de su segundo ensayo nuclear. Pyongyang ha señalado desde hace tiempo su deseo de que se reinicien las negociaciones, pero sin precondiciones.

AFP