Opsu aspira a duplicar asignación de cupos para 2012

Luego de asignar 128.123 cupos en 2011, la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) aspira a duplicar la asignación de bachilleres el año próximo, sostuvo el coordinador del programa nacional de ingreso de este ente adscrito al Ministerio de Educación Universitaria (MEU), Richard Lobo.

Durante una entrevista concedida al programa Hoy en Contexto, transmitido por Antv, Lobo indicó que esta política extensiva de los plazas designadas por la Opsu busca hacer más equitativo el ingreso de los bachilleres que aspiran a continuar sus estudios.

El Sistema Nacional de Ingreso a la Educación Universitaria (SNI) es una plataforma clave en esta tarea, en tanto se trata de un modelo matemático que no sólo toma en cuenta el desempeño académico de los jóvenes aspirantes sino también su condición socio-económica, su perfil vocacional y aptitudes personales, explicó el viceministro de Políticas Estudiantiles del MEU, Jehyson Guzmán.

Al respecto, Lobo recordó que la primera fase del proceso -el registro de los datos a través de la web- inició el 28 de noviembre y permanecerá abierto hasta el 8 de enero de 2012. A partir del 9 de enero se iniciará la segunda fase, en la que los aspirantes registrados deben consignar la planilla de registro generada por el sistema y los documentos que avalan la información suministrada, como las notas certificadas de 1º a 4º año de bachillerato.

La meta para 2012 es que 30% de los nuevos ingresos a las universidades se genere por la asignación que lleva a cabo la Opsu. Para lograr tal fin, el coordinador destacó la importancia de trabajar en la eliminación de las pruebas internas como mecanismo de ingreso a la educación universitaria.

Desde marzo pasado, el ante adscrito al MEU desarrolla mesas de trabajo con representantes de las universidades nacionales, experimentales y autónomas, dirigidas a construir colectivamente alternativas a los exámenes de ingreso.

“Esas mesas técnicas, luego de cuatro meses de análisis, arrojaron la necesidad de realizar un seminario de nivelación de los aspirantes. Ya se entregó un primer informe del mismo con un resultado muy positivo. La idea es que todos los jóvenes bachilleres tengan la oportunidad de entrar a las universidades en condiciones equitativas”, explicó Lobo.

Para la cohorte 2012 se prevé que 500.000 estudiantes -entre cursantes del último año de Educación Media y bachilleres que no han podido acceder previamente a la Educación Universitaria- registren sus datos en este sistema de carácter obligatorio.

AVN