La carta que Arria le escribió a Rangel Silva en noviembre de 2010

Diego Arria  en una carta al General Rangel Silva denunció que “su declaración a Últimas Noticias es no solo una vergüenza sino una monumental violación a su responsabilidad militar y constitucional”.

En dichas declaraciones, el General Rangel Silva aseguró que la Fuerza Armada Nacional está casada con el “proyecto de país” y que no tienen lealtades “a medias” sino completas con un “comandante en Jefe”. Dijo además que de darse en “hipótesis” un gobierno de los que adversan al presidente Chávez, significaría “vender al país”, y eso la Fuerza Armada “no lo va a aceptar”.

A continuación la carta de Diego Arria al General Rangel Silva:

8 de noviembre 201o

General Henry Rangel Silva
Jefe del Comando Estratégico Operacional Fuerza Armada Nacional.
Fuerte Tiuna

General Rangel Silva:

Su declaración de hoy en Últimas Noticias es no solo una vergüenza sino una monumental violación a su responsabilidad militar y constitucional al afirmar que: “La Fuerza Armada Nacional no tiene lealtades a medias sino completas hacia un pueblo, un proyecto de vida y un Comandante en Jefe. Nos casamos con este proyecto de país …. Un hipotético gobierno de la oposición a partir de 2012 sería vender el país, eso no lo va a aceptar la FAN y el pueblo menos… y un intento por desmantelar al sector castrense, habría una reacción tanto de los uniformados como del pueblo, que sentiría que le quitan algo.”

General Silva Rangel: Su desesperado intento de comprometer y de asociar a la Fuerza Armada Nacional a su desviación institucional por consideraciones personales no tendrá éxito. Sus compañeros de armas le conocen bien y seguro estoy que repudian sus declaraciones por las cuales usted debería ser relevado de inmediato de su cargo- y procesado como lo debería ser el propio jefe del estado que profirió similares declaraciones el domingo pasado.

Recientemente en una conferencia en VenEconomía destaqué que el régimen al cual usted declara “estar casado” tenía un altísimo costo de salida democrática dados los delitos cometidos que los hacen candidatos naturales a ser juzgados nacional e internacionalmente y que haría lo imposible por no dejar el poder. Veo que usted con sus declaraciones se ha apresurado a confirmar mi advertencia.

General Silva Rangel: en esa oportunidad destaqué su propio caso-el de estar usted indiciado por el Gobierno de los Estados Unidos por delitos de lavado de dinero- de cooperación en el trafico de drogas y de suministro de armas a los narco terroristas de las FARC. Que de igual manera lo estaba el General Hugo Carvajal Director General de Inteligencia Militar (DIM) y el Capitán de Navío y ex Ministro Rodriguez Chacin. Ya en septiembre de 2008 había declarado en una entrevista a Roberto Giusti en El Universal que la vinculación de ustedes tres como los funcionarios más importantes de la inteligencia venezolana con el narcotráfico y el terrorismo configuraba una relación directa con el Jefe del Estado con las implicaciones correspondientes.

General Rangel Silva: Esta usted muy equivocado al indicar que la “agresión a la FAN está en la agenda de la oposición”. Lo que si estaría en la agenda de la justicia es el de procesar a todos aquellos que como usted traicionan su compromiso militar y constitucional al figurar asociado a las peores causas de la humanidad como es el terrorismo y el trafico de drogas. Nunca a la FAN que usted no tiene autoridad para comprometer.

Si coincido con usted cuando declara que: “Para muchos hay algunos líderes militares que no les son convenientes y (dicen) que hay que sacarlos del camino”. Ese es sin dudas su dcaso. No creo que ningún integrante de la Fuerza Armada Nacional pueda sentirse cómodo con un jefe militar de su jerarquía indiciado por delitos de la mayor gravedad internacional-que para intentar salvarse acuda a intentar vincular a toda la FAN.

Sus irresponsables declaraciones constituyen un delito de lesa patria y una amenaza a la mayoría del país que debe estar usted claro está casado con la libertad – la democracia y la constitución y que está decidida a imponerse-y se impondrá- sobre las desviaciones que usted y el propio jefe del estado pretenden.

Me permito recordarle el juicio contra otro general – Manuel Noriega de Panamá, por tráfico de drogas, empezó en 1987 y dos años después tuvo el destino que conocemos. Ese juicio permitió no solo desnudar a un régimen de comportamiento delincuencial sino también fortalecer la opción por la democracia como es la aspiración nacional-incluyendo por supuesto la de la propia FAN. 

Diego E. Arria

[email protected]