El tirador que intentó asesinar a Obama se declara inocente

Oscar Ramiro Ortega | Foto: AP

Oscar Ramiro Ortega-Hernández, acusado de intentar asesinar al presidente Barack Obama, se declaró inocente este martes ante un tribunal federal de Washington.

El sospechoso, que disparó a la Casa Blanca sin dejar heridos, fue formalmente acusado de 17 cargos, entre ellos “tentativa de asesinado contra el presidente de Estados Unidos” y “daño a propiedad de Estados Unidos”, en este caso, la residencia del presidente, por lo que podría ser sentenciado a perpetuidad.

El abogado de Ortega-Hernández, David Bos, dijo que su cliente es “inocente de todos y cada uno de los cargos” ante la jueza federal Deborah Robinson y en presencia del acusado, que presentaba una espesa barba negra y el uniforme azul marino de detenido, aunque que no estaba esposado.

Una serie de examenes psicológicos y psiquiátricos concluyeron que Oscar Ramiro Ortega-Hernández, de 21 años, es penalmente responsable de sus actos.

El acusado, con domicilio en Idaho (noroeste), fue detenido el 16 de noviembre de 2011 cerca de Indiana, en Pensilvania (este), a 300 km de la capital.

Según el acta acusatoria, el 11 de noviembre o en una fecha cercana a esta, intentó conscientemente asesinar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Según el documento, Oscar Ramiro Ortega-Hernández es acusado de haber “dañado voluntariamente y con un arma de fuego la propiedad de Estados Unidos, en este caso la Casa Blanca, causando daños de más de 1.000 dólares” tras disparar varias veces en dirección de la residencia presidencial.

Una bala fue hallada algunos días después en una ventana blindada del segundo piso del edificio, donde reside la familia presidencial. Pero el presidente Obama, su esposa e hijas se encontraban ausentes el día del tiroteo y nadie resultó herido.

Según testigos que conocen al acusado, éste se presentaba como el “Jesús de los tiempos modernos” y considera a Barack Obama como el “diablo” o el “anticristo”, y aseguraba que el gobierno federal conspiraba contra él.

Fuente: AFP