Regulaciones ocasionan escasez de medicamentos

(Foto archivo Reuters)

La regulación de precios de alrededor de 1.200 medicamentos desde 2003 es la principal causa de las fallas puntuales de algunas medicinas en el mercado nacional, afirmaron fuentes vinculadas a ese sector, informa El Nacional.

Aproximadamente 80% de los fármacos de este grupo cuestan menos de 16 bolívares, precisó uno de los consultados. “Los laboratorios siguen fabricándolos, pero en volúmenes más reducidos porque cada vez es más costoso producirlos”, agregó.

Los componentes de los medicamentos con precios regulados son más caros que el fármaco en sí.

Otra fuente señaló que hay casos en los que sólo los empaques de esas medicinas cuadruplican o quintuplican el precio final del producto.

Son fallas porque siguen estando presentes en el mercado, pero en cantidades insuficientes para satisfacer la demanda”, reconoció otro de los consultados.

Dos de los medicamentos que los consumidores han reportado como escasos en las últimas semanas son Glucofage, indicado para la diabetes, y Euthyrox, para atender patologías tiroideas. Ambos tienen precios regulados. Según las presentaciones, sus precios varían entre 2,9 y 33,6 bolívares.

El Ministerio de Salud inició ayer fiscalizaciones en la cadena de comercialización del sector (desde laboratorios hasta farmacias) para verificar el abastecimiento de Glucofage y Euthyrox, entre otros fármacos, dijo en un programa de radio Divis Antúnez, director del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria de esa cartera.

Se conoció que el despacho inspeccionó algunas droguerías ayer.

Una fuente afirmó que en el recorrido se constató que esta semana habían recibido lotes de Glucofage y Euthyrox, que comenzaron a ser distribuidos en la Gran Caracas y el resto del país.

“Nos llegaron alrededor de 5.000 cajas de cada presentación de cada una de esas medicinas. Eso corresponde a casi la totalidad de lo que pedimos”, precisó la fuente.

Afirmó que parte de las fallas en el abastecimiento de esos fármacos es el resultado de compras nerviosas de los consumidores.

Hay una percepción de escasez. Un solo consumidor es capaz de llevarse toda la existencia de esos productos, dejando sin inventario a las farmacias hasta que el distribuidor les haga otro despacho”, dijo.

Otro de los consultados señaló que a comienzos de año es común que haya fallas en algunos medicamentos porque la industria farmacéutica toma vacaciones en diciembre, lo que interrumpe el flujo de operaciones. Aseguró que la situación tiende a normalizarse en febrero.