Tupamaros: “La Piedrita tiene fetichismo por las armas”

Foto Archivo

Los dedos apuntan hacia el colectivo La Piedrita. Incluso el del presidente Hugo Chávez nuevamente señala hacia Valentín Santana y su organización. Quienes se hacen llamar “defensores de la revolución”, ahora son acusados de obedecer a la CIA y de no ser auténticos revolucionarios, así lo publicó TalCual en su edición impresa.

DAYIMAR AYALA ALTUVE

“Eso de que Valentín Santana y el colectivo La Piedrita están infiltrados por cuerpos de inteligencia e incluso por la CIA, nosotros lo denunciamos hace más de 4 años y hay una serie de elementos que nos indican que es así”, dice Hipólito Abreu, secretario de organización del Movimiento Tupamaro. “Santana atentó contra nuestro dirigente José Pinto y los casos por los que se le está investigando tienen que ver con atentados en contra de compañeros de la revolución, Valentín no tiene en curso ninguna investigación que haya sido un ataque a la oposición”, precisó Abreu.

Fetichismo bélico

El dirigente tupamaro rechazó la presunta entrega de armas a niños, como respuesta a la difusión de las fotogra fías que lo evidenciarían en el perfil de una red social de La Piedrita.

Además, dijo que no se puede meter “en el mismo saco” a todas las organizaciones sociales que hacen vida dentro de la parroquia 23 de Enero. Puso como ejemplo a los Tupamaros, que ya son un partido político inscrito ante el CNE.

“Ellos tienen acciones de extrema derecha, violentas. Ese fetichismo por las armas los lleva a entregarles fuciles a niños inocentes. Hay grupos como la Coordinadora Simón Bolívar, Alexis Vive y Montaráz que vienen haciendo trabajo social y desarrollando la organización del poder popular.

Hay una expresión política que no puede ser criticada por la conducta de tres o cuatro personas desfasadas de la realidad del país”.

Hipólito Abreu aseguró que La Piedrita trata de imponer el modelo armado, algo que no tiene sentido en tiempos de una “revolución pacifica”. Además, el secretario de organización del Movimiento Tupamaro sostuvo que “colocarles armas a unos niños que necesitan educación y amor es absolutamente criminal”.

Que investiguen

Abreu señaló que las investigaciones se deben profundizar, especialmente para determinar la procedencia de las armas que aparecen en las gráficas, además de los autos de detención que pesan sobre Valentín Santana y si efectivamente hubo diputados involucrados. “No estoy diciendo que los hubo, pero hay que investigar todo eso. Todos tienen que ser objeto de investigación profunda. No se trata de erradicar al colectivo La Piedrita, sino la infiltración de grupos de la ultraderecha que ellos representan en el 23 de Enero”.

La Piedrita, por su parte, se defendió en un comunicado, publicado en el portal Primicias 24 señalando que “esta arremetida mediática y fascista que se desencadenó” busca mermar la confianza popular en la revolución y en su organización que lleva años de lucha “bajo la dirección y el liderazgo de Valentín Santana”. En el texto, llaman a que “no sean tontos útiles. No aceptamos investigaciones viciadas y manipuladas que lleven al descrédito y mucho menos a la descalificación de quienes a diario trabajamos para fortalecer la unidad en nuestra parroquia”.