Se desató la guerra entre Heidi Klum y Seal

Heidi Klum y Seal

Aunque la pareja había finalizado su convivencia de manera amistosa, ahora su relación se estaría dificultando tras haberse roto el acuerdo que tenían sobre la custodia de los tres hijos.

En un principio, Heidi Klum se iba a quedar en California, pero su intención de mudarse a Nueva York hace peligrar el régimen de visitas. La modelo y el cantante Seal anunciaron su separación de manera repentina: la buena relación entre ellos incluso hacía pensar en una posible reconciliación.

Los miembros de la pareja separada parecían mantener un estrecho y cordial vínculo. Sin embargo, según la revista Star, esa buena relación podría estar a punto de finalizar por asuntos relacionados con la custodia de sus hijos.

Heidi y Seal tienen tres niños: Johan, de cinco años; Leni, de siete; y Lou, de dos. Al parecer, habían acordado que vivirían con su madre y Seal podría visitarlos siempre que quisiera pero, según la publicación, ese acuerdo inicial podría haberse roto.

“Desde el anuncio de su separación el pasado 22 de enero, Heidi ha estado mirando la posibilidad de mudarse de su casa en Brantwood -California- y volver a Nueva York”, detalló la fuente.

Según manifiesta la revista, la modelo ya no quiere que sus hijos se críen cerca de su padre porque considera que su pasado y sus drásticos cambios de humor no son un buen ejemplo para los pequeños.

Fuente: Europapress.es