Norkys Batista revela con quien está “saliendo”

Arrasó en Colombia y ahora se alista para seguir conquistando a los venezolanos con sus interpretaciones. Dicen que el buen hijo siempre vuelve a casa y Norkys Batista hace lo suyo, incorporándose a la nueva telenovela de Venevisión que escribe Martin Hahn y que ocupará el horario estelar del canal de La Colina.

Desde Caracas, la artista cuenta a PANORAMA su experiencia en “Flor salvaje”, habla sobre el polémico personaje de Zara y adelanta los detalles de lo que será su nuevo proyecto televisivo.

—Después de saborear el éxito en Colombia vuelve a Venezuela, ¿qué la tentó a regresar?
—No se trata de regresar. Creo que los artistas podemos ir de un lugar a otro siempre y cuando el público acepte nuestro trabajo y quede satisfecho con los personajes que interpretamos. Lo más importante es tener trabajo, de eso se trata este negocio.

—El no quedarse trabajado con Telemundo y reencontrarse con la TV criolla podría podría verse como un retraso para muchas actrices. ¿Cómo lo toma usted?
—No lo veo como un retraso, más bien sería el reconocimiento del talento que hay en el país y ¿para qué dejarlo afuera si lo podemos tener aquí adentro? Que bueno que los canales de TV aprecien el trabajo que hacemos y nos tomen en cuenta una vez que nos vamos también

— “Flor salvaje” la consolidó como actriz. ¿Cómo está su ego?
—Mi ego sigue siendo mínimo. No me he dado cuenta de todo lo que me está ocurriendo. Lo rico de tener éxito es que uno no sabe cuando está ocurriendo. Interpretar a Zara fue un gran reto para mi, me tocó trabajar lejos de mi país, perder a mi mánager mientras yo grababa en Colombia y enfrentarme a ese dolor.

—Hablando de Zara, ¿cuánto peso tiene ella en su currículo?
—Zara ha sido uno de los personajes más ricos que me ha tocado interpretar a lo largo de esta carrera que tanto me gusta y amo. Le tomé mucho cariño porque es una mujer a quien le ha tocado vivir cosas muy duras. Es el reflejo de todas mujeres trabajadoras, luchadoras, que tienen que hacerse la vista gorda ante muchas cosas fuertes y seguir hacia adelante.

—En “Flor salvaje” se tocó abiertamente el tema de la prostitución. ¿Ahora tiene otro concepto de este oficio?
—Yo creo que es una necesidad muy grande que las conduce a este trabajo. Hay casos de violaciones, maltratos, necesidad extrema, abandono de madre y padre, hambre… y en Zara se refleja eso. Es muy importante que la gente deje de juzgar.

—Vemos que mantiene un buen cuerpo. ¿Cuál es la vigencia de una bomba sexy?
—Cada mujer tiene su Norkys Batista adentro, solo que no lo sabe reflejar. Desde que nací era súper coqueta, siempre me ha encantado arreglarme y lo que le comento a mis amigos es que aunque no fuera artista siempre me cuidaría porque me gusta verme y sentirme bien. Ya tengo casi 35 años y estoy feliz con mis atributos.

—Con tantas publicidades sale en todas partes. ¿No teme quemar su imagen?
—(Risas) Al contrario, entre más comerciales hago, más me llaman.

—Por primera vez le toca grabar una novela en Venevisión. ¿Tiene muchas expectativas?
—Muchas. Es un cambio muy duro, pero estoy feliz. Voy con mucha emoción. La gente está pendiente, es muy rico. La gente me quiere, y yo me dejo querer…

—¿Qué puede adelantar sobre este nuevo personaje?
—Es una mujer que fue modelo. Tiene todavía su encanto, es mánager y trabaja con talentos. No puedo contar nada porque después Martin (Hahn) me mata.

—Hay quienes afirman que tiene un sueldo astronómico, superior al de muchas de sus compañeras . ¿Que tan cierto es el rumor?
—¡Ay qué risa me dio cuando lo escuché! Imagínate, si yo gano lo que dicen me retiro en un año. Ojalá ganara lo que rumoran, fuera feliz (risas). Yo agradezco a Dios tener un 15 y último, lo del sueldo astronómico son especulaciones. No soy la mejor pagada, pero tampoco la peor.

—También dicen que anda de amores con el cantante ?
—Sería muy irresponsable de mi parte afirmar que formalmente es mi novio. Estamos saliendo y conociéndonos como amigos primero.

—¿Y viajaron a Aruba y a Bogotá como amigos?
—Todo comenzó en Aruba, allí coincidimos en una playa por casualidad, yo estaba con mi familia y empezamos a hablar como panas.

—Se dice que usted pasó el día de los enamorados con José Ignacio en Maracaibo.
—Somos panas y el 14 de febrero es el Día del Amor y la Amistad. José Ignacio es un amigo que aprecio mucho y admiro su trabajo. Hasta conozco a su familia y me caen estupendo, son amigables. He comido con su mamá, quien es ginecóloga y una mujer luchadora.

—¿Entonces el romance es un rumor?
—Chico, es que no pueden ver saliendo a uno con alguien porque enseguida te empatan (risas).

—¿Está soltera?
—Soltera y feliz…

—Y con un pretendiente que se llama José Ignacio…
—(Risas) Puede ser. Yo prefiero que no entienda nada, es más divertido.