Precios de los vehículos chinos Chery (+200% de margen para el Gobierno Nacional + documento)

El gobierno de Hugo Chávez, aprobó el 27 de mayo de 2011, utilizar deuda del Fondo Chino para adquirir 20.000 vehículos a la empresa estatal china Chery Automobile Co. LTD. En su “justificación” para realizar esa compra masiva de vehículos, la Ministra del Poder Popular para el Comercio, Edmeé Betacourt, en Punto de Cuenta al Presidente Chávez N°169 -2011 del 02 de enero de 2012, afirmaba que esa compra es necesaria para “(…) incorporar al mercado nacional de vehículos, unidades de alta calidad, económicos, con disponibilidad de repuestos y servicio postventa. Esta acción (sic) permite contrarrestar los esquemas especulativos que se presentan en el sector automotor

La ministra le presentó al presidente Chávez, para su aprobación, el siguiente esquema de precios:

 

El valor CIF (Cost, Insurance, Freight / Costo, Seguro, Flete) es una manera de valorar las importaciones que realiza un país, incluyendo en el valor de tales vehículos el Costo en la nación de origen o ‘Cost’, el Seguro o ‘Insurance’ y el Flete ’Freight’ hasta el puerto del país destino, en este caso Puerto Cabello, en el Estado Carabobo. Para los 9.400 vehículos, el gobierno nacional invierte 105,2 millones de dólares en ponerlos en Puerto Cabello. Luego pretende agregarle por bajarlos del barco, llevarlos a un almacén, sacarles los registros, cobrar impuestos, pornerles el tanque de GNV, llevarlos a la Base Aérea Sucre, en Maracay y ahí entregarlos a los compradores 192,4 millones de dólares adicionales. Es decir, dos veces más que el costo CIF de los vehículos. Los detalles se muestran en los siguientes cuadros.

 

 

 

Los involucrados

Para que tan “eficiente” empresa comercializadora socialista lograra la hazaña de    vender al triple del precio CIF, los muchos lo entes del gobierno socialista que se ven involucrados, comenzando por la Presidencia de la República, que en cabeza del presidente Chávez, es el establece los precios de venta de los vehículos. También participan los ministerios de Finanzas (Fondo Chino), para Las Industrias, para El Comercio, los entes oficiales Bolipuertos, Pdvsa, INTT, Seniat, las Fuerzas Armadas y finalmente otro ente burocrático, el SUVINCA (Siministros Venezolanos Industriales C.A.) que es el encargado final del contrato.

Esos precios dan “pena ajena”

Realizamos una tabla comparativa de dos de los modelos de la empresa Chery, el QQ3 y el Tiggo, que se venden en otros países de la región. En Uruguay, la empresa Chery tiene un joint venture con una empresa local en una ensambladora de CKD (Complete Knock Down). Aún así no superan los mejores precios que ofrece la comercializadora chilena SK Bergé que también los comercializa en Perú. En Colombia los comercializa la empresa Cinascar, del empresario colombiano Carlos Mattos, quien también los representó en Venezuela. En Brasil, la propia empresa Chery con una división brasileña, los comercializa, miemtras construye la primera fábrica Chery (no ensambladora) fuera de China. Finalmente, en Venezuela es el propio gobierno “socialista” el que los comercializa, quedando sus precios muy por encima del restos de los precios que se observan en la región para los mismos vehículos.

 

Estos precios dejan muy mal parado a un gobierno que se jacta de combatir la “especulación capitalista”. En todo caso, deja muy claro que la “especulación socialista es mucho peor. Invertir 105,2 millones de dólares de dinero del pueblo, para pretender obtener en menos de un año 297,6 millones de dólares de los bolsillos del mismo pueblo, es sencillamente una inmoralidad. (LP)

Post Data:

En el “Socialismo del Siglo XXI”, que no es más que Mercantilismo de Estado, es el “Comandante Presidente” el que aprueba los precios de los vehículos chinos que comercializa su gobierno. Así nos va.