El béisbol venezolano en vilo por nuevo reglamento

La Liga Venezolana de Beisbol Profesional, por medio de su presidente, José Grasso Vecchio, expresó este viernes su disconformidad con el reglamento parcial de la Ley Orgánica del Deporte, la Actividad Física y la Educación Física, porque le da al Estado control excesivo sobre la actividad del patrocinio.

“Nosotros siempre hemos creído en el diálogo y estamos aquí para explicar cómo este reglamento afecta las relaciones económicas, no sólo de la Lvbp, sino de todo el deporte profesional”, dijo el ejecutivo de la mencionada entidad.

“Una de las cosas que nos piden para inscribirnos en el Registro Nacional del Deporte, entre otras, es la entrega de los contratos de cuánto ganan los patrocinados, así como los montos de patrocinio y los datos de los mismos. Pensamos que esto es muy negativo, porque se pierde la confidencialidad en las relaciones de trabajo y patrocinio”, cuenta Grasso.

Otra de las críticas al reglamento es que no es posible presentar los proyectos por falta de lineamientos. “La Comisión de Aprobación y Seguimiento se convierte en un filtro de proyectos y hay una alta discrecionalidad en la aprobación de los mismos”, contó.

Otra de las críticas se refiere a que los equipos desconocerán quiénes los financiarán, ya que éstos escogerán de un banco de proyectos. “El proceso es engorroso y no especifica cómo los atletas tendrán acceso a los recursos”, explicó el directivo de la pelota rentada.

Durante todo el encuentro con los medios, Grasso Vecchio dejó claro que está de acuerdo con la Ley del Deporte, con que los deportistas tengan seguridad social y con el Registro Nacional del Deporte.

“Esto evita que los piratas, que quieran montar una liga para meterse unos reales, se inscriban en el IND. Pero también creemos que ese 0,5 por ciento debería ser libre para los patrocinantes y que ellos decidan a quién darle el dinero. Eso es lo lógico”, acotó.

El presidente de la Lvbp dice que cree en el diálogo, ya que ellos nunca le consultaron para la redacción del documento. “Nosotros queremos que se redacte un instrumento jurídico para todos, sin problemas, donde todos tengamos cabida”, aclaró. También dejó muy en claro que no se parará el beisbol en Venezuela, que es un deporte de todos los venezolanos y que lo que funciona bien no debe cambiarse.

Nuestro reclamo no es político
Una de las cosas que dejó clara el presidente de la Lvbp, José Grasso Vecchio, es que “nuestras impresiones no son políticas. Durante mi presidencia siempre hemos rechazado la politización del beisbol, porque este deporte pertenece a todos los venezolanos. Al que quiera utilizar esto como bandera, sea de donde sea y venga de donde venga, lo voy a desmentir categóricamente”, enfatizó Grasso Vecchio.

El directivo explicó que 80 por ciento de las personas en este país aman el beisbol y que no hay colores en la pelota. “Esto nos pertenece a todos. Sencillamente damos a conocer nuestras impresiones técnicas sobre las fallas que le hemos visto al reglamento”, explicó.

“Nos sentimos sorprendidos en nuestra buena fe, porque este reglamento no fue hecho por consenso, como sí fue la ley”, aclaró.