“Sur de Maracay quedará sumergido bajo el Lago antes de agosto”

El legislador Germán Benedetti, miembro de la fracción de Proyecto Venezuela ante el Consejo Legislativo del estado Carabobo, advirtió que “con la proyección de números, se puede predecir que antes de agosto de 2012 el sur de Maracay quedará sumergido bajo las aguas cloacales del Lago de Valencia”, reseña Notitarde.

Benedetti explicó que será en junio cuando el nivel del Lago llegue al tope del terraplén de La Punta, en Aragua, y antes del próximo mes de agosto, “lo que queda de los sectores La Punta, Mata Redonda, Casanova Godoy, y otros barrios aledaños al sur de Maracay, quedará sumergido bajo las aguas cloacales del Lago de Valencia, y lo único que queda es evacuar a más de 8.000 personas en próximos días”.

Explicó que entre el 28 de enero y el 11 de marzo de 2012, época de verano, el Lago disminuyó su nivel en 20 centímetros, y se encuentra en la cota 412,18 según medición en Balneario Bahía Paraíso, y de 412,43 según medición en muro del terraplén La Punta, ubicado en el sur de Maracay.

“Según estas mediciones, antes de agosto 2012, el Lago de Valencia tomará esos espacios por descarga de 14.000 litros por segundo de aguas cloacales, producto de no haberse ejecutado las obras de construcción de red de colectores de aguas residuales y plantas de tratamiento de aguas residuales de Aragua en 80% y Carabobo 20%”.

Señaló que “el Gobierno Nacional sigue jugando a la ruleta rusa con esas 8 mil vidas en riesgo de perderse” y agregó que han debido indemnizar a las familias afectadas desde el año 2007 de los sectores La Punta y Mata Redonda, según sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, “pero ahora también deberán indemnizar a los habitantes de Casanova Godoy, La Esmeralda, San Carlos, Paraparal, y otros barrios al sur de Maracay, que quedarán bajo las aguas del Lago de Valencia antes de agosto 2012″.

“Emergencia sanitaria en la cuenca del Pao”

Por otra parte, Benedetti alertó que los altos niveles de contaminación que llegan al embalse Pao-Cachinche, producto del trasvase del Lago de Valencia hacia el río Cabriales, obligan a que el Ministerio de Ambiente decrete de manera imperante el estado de emergencia sanitaria en este importante reservorio de agua dulce.

La petición la hace luego de realizar unos estudios junto a expertos calificados en el referido trasvase.

Benedetti señaló que los resultados arrojaron que el vital líquido contiene valores de hasta 1.000 Microsiemens por centímetro, el oxígeno disuelto apenas llega a 3.3 miligramos por litro, las sales disueltas rondan los 720 miligramos por litro y el Ph indica que se trata de aguas residuales. Agregó que también se evidenció la presencia de elementos como Nitrógeno, Fósforo, Nitrito, Nitrato y Trihalometanos, que impide que el agua sea potabilizada por los medios convencionales.

El Legislador alertó que millones de personas que consumen estas aguas pudieran presentar problemas como temblores severos, pérdida de la memoria, dificultad respiratoria, mal de Alzheimer, disminución en la capacidad de transporte de oxígeno por la sangre, disminución en el funcionamiento de la glándula tiroidea, bajo almacenamiento de la vitamina A, producción de nitrosaminas, osteoporosis, entre otros.

“Esto es un crimen de lesa humanidad, estamos matando lentamente a más de tres millones de personas, por lo que no queda otra que las autoridades competentes tomen las acciones respectivas antes que estalle una gran epidemia de salud”, expresó.

Francisco A. Briceño J./Especial