¿Puedes comer frutas de noche sin engordar?

Foto: Archivo

¿Te preocupa tu peso y estar “en la línea”? Este post podría ser para tí, cortesía de dietas.com aunque debes recordar que antes de hacer cualquier cosa, consulta con una persona que sepa y te aconseje, debido a que no todos los organismos se comportan igual.

Con frecuencia escuchamos decir que comer fruta de noche engorda. Probablemente muchos se han hecho esta pregunta, pues existe la creencia de que comer fruta en la noche puede hacernos engordar.

Como cualquier otro tipo de alimento, las frutas pueden contribuir al aumento de peso si las comemos en exceso o las preparamos de manera inadecuada, es decir si por ejemplo, en lugar de consumir la banana cruda, la comemos frita con azúcar.

Si bien es cierto que las frutas tienen un bajo valor calórico (salvo algunas excepciones), no significa que podamos comer todas las que queramos. Lo ideal son cinco raciones de frutas y verduras consumidas a lo largo del día, para estar saludable.

La fruta no cambia de propiedades ni se hace más energética durante la noche. No obstante, si durante el día hemos cubierto nuestras necesidades calóricas y a esto agregamos frutas u otro alimento, aún cuando éste tenga pocas calorías, éste aporte adicional se acumulará en nuestro cuerpo en forma de grasa.

Comerse una fruta en la noche no tiene porqué afectar el nivel de glucosa significativamente, por ende no habrá una gran descarga de insulina que pueda hacernos engordar.

Uno puede comerse una fruta de noche sin tener sentimientos de culpa, lo que no conviene hacer es sustituir una comida por un gran bowl de frutas donde podríamos poner unas 10 variedades, con un consiguiente alto contenido en fructosa (una forma de azúcar encontrada en las frutas), que podría influenciar negativamente el peso, si ocurriera una descarga de insulina.

Comer una fruta de noche es saludable, sobre todo si no es muy dulce y se consume con cáscara. De esta forma se consume fibra, que puede ayudar a corregir problemas de estreñimiento.

En resumen, la fruta se puede comer de noche, siempre con moderación.

No hay que olvidar que las frutas son alimentos de un importante valor nutricional, especialmente por su contenido en vitaminas, minerales, fibras y agua. El secreto vuelve a estar en la cantidad consumida.