Buzz Lightyear tiene su casa en el Museo del Aire y del Espacio

Foto: Nasa.gov

El muñeco “Buzz Lightyear” que viajó a la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo del transbordador Discovery fue donado hoy por su creador al Museo del Aire y del Espacio de la institución Smithsonian, con la misión de inspirar a las futuras generaciones de científicos y astronautas.

“Buzz Lightyear”,el popular guerrero espacial de la saga de Pixar “Toy Story” (1995), entró a formar parte de la galería de la fama en uno de los museos más visitados de la capital estadounidense.

Se trata del mismo “Buzz” que voló en la misión STS-124 a bordo del Discovery a la Estación Espacial Internacional (EEI), que orbita a unos 380 kilómetros de la Tierra a una velocidad de 27.000 kilómetros por hora, y regresó en la misión STS-128, quince meses más tarde, en el mismo transbordador.

Su presencia fue vital para las demostraciones educativas que realizaron los astronautas de las Expediciones 18, 19 y 20 de la tripulación permanente del complejo espacial, por ejemplo para explicar la gravedad.

Con su gesto sonriente, el muñeco miraba al público que se puso en pie cuando su creador, John Lasseter, jefe de creativos de los estudios de animación Pixar, hizo entrega del intrépido guerrero espacial en una ceremonia en la que participó la directora adjunta de la NASA, Lori Garver, y el director del museo, Jack Dailey.

“Este es uno de los días más felices de mi vida, sin duda”, aseguró Lasseter, quien contó cómo creció “pegado a la pantalla de televisión” siguiendo las misiones Mercurio, Géminis y Apolo.

El creativo recordó cómo cuando crearon los personajes de la película pensó si el muñeco moderno (“Buzz Lightyear”) que desbanca al clásico (el vaquero “Woody”) debía ser algún tipo de superhéroe pero “echando la vista atrás” y mirando lo que lo entusiasmaba cuando era un niño pensó: tiene que ser un astronauta.

En cuanto a “Lightyear”, explicó que barajaron muchos conceptos hasta que pensó que si es un héroe que viaja por el cosmos, algo significativo sería señalar cómo se mide la distancia en el espacio: los años luz.

Y sobre “Buzz”, lo tuvo claro, fue en nombre del astronauta “más genial” de los que ha tenido la NASA, Edward “Buzz” Aldrin, pilotó el Apolo 11 y quien junto con Neil Armstrong fueron los dos primeros humanos en pisar la Luna.

Lasseter, que recibió como recuerdo un cuadro con parches de los escudos de la NASA que también viajaron al espacio a bordo del Discovery, deseó que este muñeco que cumplió su sueño y voló por si mismo en el espacio inspire a los niños que lo visiten.

“Espero que un futuro astronauta que pise un asteroide o vaya a la Estación Espacial Internacional sea inspirado por esta misión. Sería algo espectacular”, aseguró.

El director del museo indicó que la popularidad de “Buzz Lightyear” entre la gente joven “será una importante pieza para nuestra misión educativa”.

El Museo Nacional del Aire y del Espacio recibió además material relacionado con la misión de “Buzz Lightyear” a la EEI, que se proyectará en la galería “Beyon the Earth”, en la que será expuesto el muñeco a partir de este verano.

La figura tendrá un lugar especial dentro de la maqueta del transbordador Discovery que han creado en el museo, que recibirá el verdadero transbordador en sus instalaciones en Virginia, en las proximidades del Aeropuerto Internacional Dulles, el próximo abril.

La subdirectora de la NASA destacó la “extraordinaria colaboración” educativa entre la agencia espacial y los estudios Pixar para elaborar vídeos, juegos y otros materiales disponibles en su página web para hacer más atractiva la ciencia a los niños.

EFE