La nueva imagen del asesino Charles Manson (Foto)

Con el pelo alborotado y una barba larga y gris. Así aparece Charles Manson en las fotografías que ha hecho públicas el Departamento de Prisiones de California, una semana antes de la próxima vista sobre su libertad condicional, el próximo 11 de abril. El aspecto de Manson es completamente distinto al de las últimas imágenes que se divulgaron en 2009. Allí tenía el pelo cortado al uno y una barba hirsuta y rala en la que asomaban las primeras canas. Solo tres rasgos se han mantenido inalterables: su ademán decaído, su mirada dura y un tanto perdida y una esvástica en la frente, un símbolo que él mismo se tatuó, corte a corte.

elpais.com

Entonces tenía 74 años, ahora tiene 77. Su aspecto es el de un anciano, nada que ver con el joven desafiante de los setenta. Pero su inquietante magnetismo y su capacidad de sugestión siguen intactos entre sus seguidores. La última vez que se estudió su libertad condicional en 2007, uno de los argumentos alegados para denegársela fue que “seguía planteando un peligro irracional para otros y podría suponer un gran riesgo para cualquiera que se pusiera en contacto con él”, según el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

Solo tres rasgos se han mantenido inalterables: su ademán decaído, su mirada dura y un tanto perdida y una esvástica en la frente, un símbolo que él mismo se tatuó

Manson cuenta, más de 40 años después de los macabros asesinatos que le hicieron famoso, con una horda de incondicionales que le envía cartas y hace cola para visitarle en la cárcel y poder escuchar de su propia boca su delirante discurso.

En agosto de 1969, Manson orquestó una batida asesina en Los Ángeles. El día 9 envió a su Familia, como se autodenominaba la comuna formada por sus seguidores, a la casa de la actriz y mujer del cineasta Roman Polanski, Sharon Tate. Estaba embarazada de casi nueve meses cuando la mataron junto a otras cuatro personas que se encontraban en la vivienda. Al día siguiente, el grupo perpetró otros dos asesinatos. Manson fue condenado a muerte, una pena que se conmutó por la cadena perpetua gracias al breve periodo de tiempo en el que se abolió la pena capital en California. Desde entonces se le ha denegado la libertad condicional en 11 ocasiones.

Actualmente, Manson cumple condena en la prisión de Corcoran (California). Normalmente se toman fotos de los reclusos cuando son trasladados de centro penitenciario, se les interna en un hospital o, como en el caso del asesino sectario, su aspecto cambia de manera radical. Su comportamiento en la cárcel no es el que a priori se atribuiría a un hombre casi octogenario como él. En los últimos cinco años ha agredido a un trabajador social, se le han confiscado un arma y un lapicero muy afilado y se han encontrado teléfonos móviles en su celda con los que se sospecha que ha rastreado números de California, Oregón y Maine.