Los muchachos no saben qué se celebra el 19 de abril

Un 19 de abril puede representar, en la memoria de un adolescente, sólo la certeza de que ese día no hay clases. Al preguntarles sobre la efeméride a estudiantes de segundo y cuarto año de bachillerato, las respuestas son risas y dilaciones propias de quien no tiene idea sobre lo que va a responder, reseña El Nacional.

Un estudiante de segundo año en el colegio Las Cumbres, ubicado en Cumbres de Curumo, cree que se conmemora la Firma del Acta de la Independencia; otros aseguran que es la Batalla de Carabobo, pero son pocos los que están seguros de que el 19 de Abril de 1810 ocurrió el primer precedente de la independencia venezolana.

Algunos están seguros de que en la gesta participó Simón Bolívar -que aún no se hacía presente en la escena política nacional-. Vicente Emparan, Capitán General de Venezuela destituido por el pueblo ese día, y el padre Madariaga quedaron para el recuerdo de los dibujos que se colorean en primaria.

Leobardo Arrieche, profesor de Historia con 23 años de experiencia, señala que el problema radica en la amplitud de los contenidos de Historia de Venezuela como asignatura: “Son muchas fechas y los estudiantes sólo las memorizan y aprueban el examen. Pero los programas no contemplan una revisión documental que ayude a comprender qué y por qué pasó y su importancia en nuestra cultura”.

En el liceo Francisco Espejo, de El Cafetal, el panorama no es distinto. Estudiantes de cuarto año reunidos en la entrada del plantel, quedan perplejos ante la pregunta: ¿Qué se celebra el 19 de Abril? Dos, jocosamente, afirman que es un día de playa. Aarón Tahhan, de 16 años de edad, primero titubea entre la Firma del Acta y la Batalla de Carabobo, hasta que finalmente dice: “Éramos esclavos de otro país y nos libramos de ese yugo. Esta es la fecha más importante de todas porque es el primer paso para nuestra independencia”.

Repetitivo. Para Juan Carlos Reyes, integrante del Departamento de Investigaciones de la Academia Nacional de la Historia, la confusión surge porque efemérides como el 24 de Junio, 5 de Julio y 19 de Abril son cercanas en el calendario y, además, forman parte de lo que él denomina sobresaturación de la época emancipadora: “El heroísmo militar y la epopeya independentista son muy repetitivas en la enseñanza y en el discurso político.

La gente se fastidia y se queda sólo con el día libre, sin sentimiento nacionalista”.

Afirma que el método pedagógico vigente tampoco es el más adecuado, pues los educadores insisten en reforzar nombres de próceres y fechas, sin explicar la historia como un proceso con causas y consecuencias.

Y quienes en apariencia saben menos, dictan cátedra. Los alumnos de sexto grado del colegio Las Cumbres sí supieron explicar que el pueblo, reunido en la plaza Mayor, promovió la destitución de las autoridades españolas en el país. A pocos se les escaparon hechos y nombres, probablemente porque en la semana tuvieron tarea relacionada con la Declaración de la Independencia, nombre que los libros de texto dan al movimiento del 19 de Abril de 1810.