El nuevo World Trade Center ya es el edificio más alto de Nueva York (FOTOS)

La torre 1WTC, antes conocida como ‘Freedom Tower’ o ‘Torre de la Libertad’, en construcción en la zona de los atentados del 11 de setiembre de 2001, se convirtió el lunes en el rascacielos más alto de Nueva York, superando al venerable Empire State Building.

Los obreros encajaron una columna de acero en la parte superior del rascacielos, que se terminará de construir a finales de 2013, con lo que su altura total superó los 381 metros de la plataforma de observación del Empire State Building.

Los neoyorquinos esperaban con impaciencia este momento simbólico desde la instalación de la piedra fundamental en abril de 2006.

La Autoridad Portuaria de Nueva York, propietaria del sitio, anunció “un hito importante en la construcción del One World Trade Center”, certificando que el edificio ahora “supera la altura del Empire State Building, que actualmente es la estructura más alta en Nueva York”.

La torre 1WTC (One World Trade Center), que ya es un punto de referencia en el horizonte de la ciudad, será aún más alta cuando esté terminada a finales del próximo año. La altura final de la torre de 104 pisos será de 541,3 metros o 1.776 pies, cifra simbólica de la Independencia de Estados Unidos.

No sólo dejará como un enano al Empire State Building, una obra maestra de la década de 1930, sino que será más alta que las Torres Gemelas, destruidas durante los ataques terroristas del 11 de setiembre de 2001, que dejaron casi 3.000 muertos.

El edificio más alto del mundo seguirá siendo la torre Burj Dubai en Dubai, que mide 828,1 metros, pero One World Trade Center será el más alto del hemisferio occidental.

Aunque los titánicos trabajos para resucitar la zona donde otrora estaban las Torres Gemelas, conocida como Ground Zero, están finalizando, el proyecto no estuvo exento de problemas: miles de millones de dólares en costos que excedieron lo planeado, retrasos, disputas sobre el diseño, y preocupaciones sobre la rentabilidad del nuevo edificio de oficinas, entre otros.

Sin embargo, el alcalde Michael Bloomberg destacó lo positivo de la obra, subrayando la relación de la ciudad con una arquitectura exigente.

“El horizonte de la ciudad de Nueva York está, una vez más, elevándose a nuevas alturas”, dijo Bloomberg. “Los últimos avances en el World Trade Center son un testimonio de la fuerza y la determinación de los neoyorquinos, y en nuestra creencia en una ciudad que siempre va hacia arriba”.

“Hoy nuestra ciudad cuenta con un nuevo edificio más alto y un nuevo sentido de nuestro radiante futuro”, dijo Bloomberg.

La Torre 1WTC se erige en la parte noroeste del sitio devastado hace una década, cerca del monumento en conmemoración de los muertos en los atentados.

Es visible desde varios kilómetros a la redonda, hasta la torre de control del aeropuerto de La Guardia. Por el momento, hay paredes de cristal hasta el piso 70, y pisos de concreto hasta el piso 87, de acuerdo con la Autoridad Portuaria de Nueva York.

La Torre 1WTC, cuyas normas de seguridad son particularmente exigentes, tendrá 240.000 m2 de oficinas.

En el comienzo de su construcción fue bautizada como ‘Torre de la Libertad’, pero sus responsables insisten desde hace tres años en que su nombre es “1WTC”.

AFP