Nadal-Djokovic, una posible final inédita sobre la arcilla

(Foto: Archivo / AFP)

El viernes tendrá lugar el sorteo de los cuadros masculino y femenino de la 82ª edición del Abierto de tenis de Francia, que se disputa sobre la arcilla de Roland Garros, en la que muchos sueñan con una final inédita en París entre Rafael Nadal (N.2) y Novak Djokovic (N.1).

El sorteo tendrá lugar en el Museo del Tenis, que la Federación Francesa (FFT) erigió en un espacio subterráneo del recinto, pero lo importante son los eventuales recorridos que la suerte depare a las mejores raquetas del mundo.

Menos de dos semanas atrás, las cartas parecían echadas de otra manera. La eliminación prematura de Nadal en octavos de final sobre la polémica tierra batida azul de la ‘Caja Mágica’ de Madrid y el triunfo final de Roger Federer en el Masters 1.000 de la villa y corte hicieron variar durante una escasa semana la jerarquía de la ATP.

Por lo tanto, con el manacorí desplazado del puesto número dos mundial por el helvético, de 30, todo hacía predecir que el primero podría transitar por la misma zona que el serbio de Belgrado, de 24, al que encontraría en una eventual semifinal, facilitando al segundo su camino hacia la final.

Todo ello cambió en el Foro Itálico de Roma, en otro Masters 1.000, donde las cosas volvieron a quedar como antes y se puede pensar en esa eventual final entre “Rafa” y “Nole”, el domingo 10 de junio en el court Philippe Chatrier del complejo del Bois de Boulogne, contiguo a la parisina Porte d’Auteuil.

Precisamente sobre el polvo de ladrillo romano, el español le ganó de manera brillante al serbio en una final postergada para el lunes a causa de la lluvia que trastornó el programa de la prueba, y allí le devolvió la gentileza al suizo.

Éste, eliminado de manera sorpresiva y prematuramente en el torneo, decidió dedicarse a descansar con su familia, cosa de dosificar sus fuerzas.

Fue esto mismo lo que hizo sobre el final de la temporada pasada, salteándose la gira asiática, para volver en tromba y arrasar en las últimas competiciones y dar vuelta un año mal aspectado para terminarlo de manera mágica, así como comenzó éste.

Precisamente no es un tema baladí, por el contrario, la clave está en la forma física en que llegan los grandes animadores de un circuito con un calendario sobrecargado.

A estos “tres mosqueteros” se añade el otro integrante del “Big Four”, el escocés Andy Murray, un rey sin corona, irregular en su desempeño, pero que llega menos “gastado” a la justa parisina.

Pero también están los “outsiders”, ya que hay que con algunos integrantes de la “Armada española”, como David Ferrer, Fernando Verdasco o Nicolás Almagro, o aquellos de la “Legión argentina”, con los tandilenses Juan Martín Del Potro y Juan Mónaco o el cordobés David Nalbandian.

Y también estarán los créditos locales como Jo-Wilfred Tsonga y Gilles Simon, no así Gaël Monfils, que este jueves anunció que se apea de la prueba por una lesión de rodilla, sin olvidar a otros, como el caso del checo Tomas Berdych y, por supuesto, la sorpresa que siempre puede llegar.

En el cuadro femenino, como es habitual, las cosas se ven “a priori” menos claras. En cualquer caso, muchos esperan un triunfo final de la bielorrusa Victoria Azarenka, sólo para que confirme la hegemonía de la WTA que ejerce en lo que va de temporada.

No obstante, jugadoras como la china Li Na, defensora del título y la primera tenista de su país en levantar un trofeo del Grand Slam, no se lo van a poner fácil.

Asimismo, la rusa Maria Sharapova seguramente quiere sacarse una vieja espina en la para ella “difícil arcilla”, aunque siempre ha sido una gran animadora y acaba de imponerse en Roma.

Además, no hay que dejar de lado a jugadoras como la checa Petra Kvitova, ni despreciar el papel que pueden hacer las hermanas estadounidenses Serena Y Venus Williams que, con 30 y casi 32 años, respectivamente aún pueden dar guerra, aunque la superficie no las beneficia y su mejor desempeño fue en 2002, cuando la menor de ambas ganó una final fratricida.

Eso sí, más allá de la definición de quién enfrenta a quién en el comienzo de la competición, las grandes incógnitas en vísperas del pistoletazo inicial son: si “Djoko”, el jugador del momento, podrá superar por primera vez las semifinales en Roland Garros, o si “Rafa” batirá el récord con un séptimo título parisino, o quizás, si su amigo Federer es capaz de añadir un título más del Grand Slam a su impresionante e inigualable palmarés. AFP