Chevron: ¿Financiamiento a Pdvsa o a la reelección de Chávez?

 

Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) informó el miércoles pasado que ha llegado a un acuerdo con la gigante petrolera estadounidense Chevron para recibir de ésta un préstamo por 2.000 millones de dólares para “la realización de obras para mantener y aumentar la actual producción de crudo promedio de 115 mil barriles de petróleo diarios del campo Boscán (Estado Zulia) y cumplir así con el plan de remediación requerido por el Ministerio del Poder Popular de Petróleo y Minería”

El campo Boscán es operado por la Empresa Mixta Petroboscán, en donde participan de forma conjunta ambas empresas y Chevron posee una participación del 39,2 por ciento. Sin embargo, Chevron no es operadora en ese campo, que es operado por Pdvsa.

Durante el año 2011 el promedio de la producción diaria de Petroboscán fue  103.000 barriles por día,  y se perforaron 18 pozos de desarrollo, según informa Chevron en su portal y no de 115.ooo barrilles como erróneamente informó Pdvsa.

El préstamo solicitado por Pdvsa a Chevron es a largo plazo y éstos son los términos del acuerdo:

  • Monto: 2.000 millones de dólares.
  • Duración: trece años (última cuota de repago 2025).
  • Interés = LIBOR + 4.5 por ciento (sin otros costos asociados).

Si comparamos los términos de este acuerdo con los préstamos provenientes de China para financiar proyectos de infraestructura y desarrollo, vemos que la tasa interés cobrada por Chevron es dos veces y media superior. Estos son los términos de los préstamos chinos:

  • Monto: 4.000 millones de dólares.
  • Duración: trece años.
  • Interés = LIBOR 3 meses+ 0.5 por ciento.

En un simple cálculo los intereses pagados al final del año trece (2025) a Chevron están entre 1.200 a 1.400 millones de dólares (aproximadamente 230 millones de dólares por año). Una cifra descomunal para utilizar en un campo maduro y casi urbano, totalmente equipado y explorado, con sísmicas nuevas en el año 2003, incluso se utilizó en ella el “4D sandbox analog modeling”

Campo Boscán, está ubicado en el Kim 40 de la vía Maracaibo-Perijá. Fue descubierto por la Richmond Exploration Company en 1945, con el pozo 7-F-1 (9598′, 700 B/D). Se han perforado cerca de 600 pozos que han determinado un área probada de 600 km². El crudo que se extrae de él es pesado (9 a 12° API). Según expertos consultados, un pozo de desarrollo en esa zona pudiese costar entre 4,5 y 7,5 millones de dólares.

 

En la nota de prensa de Pdvsa donde anuncia que firma junto a Chevron los términos para financiamiento de 2 mil millones de dólares, se lee “Entre los acuerdos preliminares alcanzados con relación al financiamiento se incluyen mecanismos para el pago de obligaciones pendientes de Petroboscan, así como para la canalización de los ingresos por ventas de hidrocarburos a efectos de asegurar el financiamiento orgánico futuro de Petroboscan“.

Queda entonces claro, que una empresa que produce la gigantesca cantidad de 103 mil barriles diarios en un campo petrolero no es solvente, sino que tiene “obligaciones pendientes”. De cuánto y a quienes no se especifica. Nos preguntamos ¿Sería para pagar a la misma Chevron?

Pero también queda claro que no sólo Chevron aplicó a su socia Pdvsa una tasa de interés altísima sino que también se aseguró el repago del préstamo con petróleo a futuro como bien se entiende de “ la canalización de los ingresos por ventas de hidrocarburos a efectos de asegurar el financiamiento orgánico futuro”.

Tomando en cuenta que Pdvsa es la entidad financiera del gobierno, y el gobierno solicitó un préstamo adicional de deuda pública a la Asamblea Nacional por 7.000 millones de dólares en un año electoral, debemos hacernos las siguientes preguntas:

  1. Si Es cierto que este dinero va a ser utilizado para aumentar la producción de petróleo de Petroboscán,  ¿Cuál es el plan de inversión para lograrlo? Tal requerimiento de tan costoso dinero sólo puede hacerse sobre la base un plan meticulosamente diseñado.
  2. ¿O será que va a ser utilizado para incrementar el monto disponible para el gasto social (hasta llevarlo a 9 billones de dólares) de las Misiones en el contexto de las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre?

En definitiva, Chevron está haciendo un excelente negocio a expensas de Pdvsa, pero este préstamo es un pésimo negocio para la nación. (LP)