Caracol africano puede erradicarse con agua, cal o sal

(Foto archivo)

El caracol originario de la Costa Este de África, cuya presencia se ha detectado en Venezuela, puede ser eliminado con agua, cal o sal, informaron funcionarios de los ministerios de Salud, Ambiente y Agricultura y Tierras.

Para ello, las personas que detecten este molusco pueden agarrar el animal con guantes y sumergirlo en un recipiente con tapa, con tres litros de agua y un litro sal o tres partes de agua y una parte de cal.

Los huevos de este caracol africano, que al año puede colocar entre 100 y 1.200, pueden eliminarse al colocarlos en un envase con tapa contenivo de tres litros de agua y un kilo de sal o en un envase con tres partes de agua y una parte de cloro.

Es indispensable tapar el envase y esperar más de cuatro horas. Luego sacar el caracol del recipiente, enterrarlo en una fosa de 40 o 50 centímetros de profundidad y añadir cal.

El caracol africano fue traído a Venezuela durante la década de 1990 como mascota, alimento humano y para la elaboración de cosméticos.

“Por ser una especie exótica y terrestre, este crustáceo tiene una alta tasa de reproducción durante todo el año y sobre todo en época de invierno”, precisó el director general de Diversidad Biológica del Ministerio del Ambiente, Jesús Manzanilla.

De acuerdo con la información oficial, el caracol africano se alimenta de hojas, frutos y tallos de cultivos como cacao, café, cacaota, yuca, lechuga, repollo, maní, lechosa, pimentón, naranja, maíz, cambur, pepino, tomate, zanahoria, entre otros.

De igual forma, puede ocasionar daños en plantas ornamentales y pastizajes. Además, consume alimento concentrado para animales domésticos y causa daños en predios agrícolas urbanos y periurbanos.

Tiene un concha muy cónica, con rayas alternas de colores marrón oscuro y beige. Además, posee un cuerpo marrón grisáceo con una banda más clara en el lomo y al estresarse produce baba.

Funcionarios de los ministerios antes mencionados resaltaron que el caracol africano por sí mismo no genera enfermedades en el ser humano. Sin embargo, puede ser transmisor de infecciones, razón por la cual recomiendan a la población actuar con precaución a la hora de eliminarlos.

Las autoridades subrayaron la necesidad de educar a la población para la eliminación de los ejemplares y sus huevos, sin crear zozobra ni temor.

“Es totalmente falso que el caracol africano afecte la salud de las personas. Sin embargo, es necesario erradicarlo porque no sabemos por dónde pasó esta especie, si pasó por algún lugar donde había heces de rata o de otro animal y si tocamos la baba que produce y luego nos las pasamos por los ojos o boca, nos podemos enfermar”, indicó Rubén Palacios, director general de Salud Animal del Ministerio de Salud.

Para mayor información y reportes, los interesados pueden acceder al portal www.diversidadbiologica.info.ve.

AVN