El antes y el después de “Mi pobre angelito” (Fotos)

A todos nos enamoró ese niño tremendo que en nuestra infancia vimos a través de las pantallas, pero ahora resulta que de él no queda nada. Macauly Culkin está enganchado con las drogas y eso lo está matando. Es adicto a la heroína, la oxicodona, el percocet y la vicodina. He visto cómo se droga, lo que ha aumentado en año y medio, al punto que necesita de verdad ayuda”, declaró una persona cercana a Culkin, según el periódico The National Enquirer