Polémica en Irlanda por fotos de Kate en topless

La publicación en Irlanda por el “Irish Daily Star” de las fotografías en “topless” de Catalina, duquesa de Cambridge, ha generado una fuerte polémica en este país, divido entre los que defienden el derecho a la intimidad y la libertad de prensa.
En su edición del pasado sábado, este diario sensacionalista decidió divulgar unas imágenes que han sido vetadas por todos los medios del Reino Unido, a pesar de pueden verse en internet, y la tormenta desatada ahora en Irlanda amenaza con cerrar el tabloide y dejar en el paro a 120 trabajadores.

El defensor de la ciudadanía ante los medios de comunicación, John Horgan, declaró hoy que aún no ha recibido quejas al respecto, por lo que aseguró que “todavía no puede tomar medidas”.

El Consejo de la Prensa irlandesa, también se unió hoy al debate al recordar que la “toma de fotografías de individuos en lugares privados sin su consentimiento es inaceptable, a menos que esté justificado por el interés público”.

El “Irish Daily Star” es propiedad conjunta desde 1987 del conglomerado mediático irlandés Independent News and Media (INM) y el gigante británico Northern & Shell, dueño de otras publicaciones en el Reino Unido como el “Daily Star” y el “Daily Express”.

Su presidente, Richard Desmond, ha salido en defensa de la esposa del príncipe Guillermo amenazando con cerrar el periódico irlandés, mientras que INM ha condenado la publicación de las instantáneas, pero considera excesivo castigo su desaparición.

El conocido empresario irlandés Denis O’Brien, máximo accionista de INM, ha indicado que habrá “una investigación” y que “ya se han tomado medidas al respecto”, aunque ha calificado de “desproporcionada” una amenaza de cierre provocada por una “decisión editorial equivocada”.

En el centro de la tormenta se han situado el director del “Irish Daily Star”, Ger Colleran, y el editor, Michael O’Kane, quienes continúan defendiendo su decisión de reproducir las fotografías publicadas por la revista francesa “Closer” el pasado viernes, a pesar de que podría haber consecuencias legales.

Los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, ya han anunciado que han iniciado acciones legales contra la citada publicación gala, que divulgó las instantáneas tomadas por un “paparazzi”, mientras la pareja se encontraba de vacaciones en la Provenza, en las que Catalina aparece con el torso desnudo.

En declaraciones a los medios, O’Kane se ha declarado “sorprendido” por la polémica y ha recordado que las fotografías de la esposa del heredero del trono británico no son “diferentes a las de cualquier otra celebridad”.

“No es la futura reina de Irlanda así que, realmente, el único lugar donde este asunto podría crear controversia es en el Reino Unido”, ha dicho el periodista.

No obstante, el problema para INM radica en que las relaciones entre ambos países han cambiado radicalmente gracias al proceso de paz en Irlanda del Norte, donde, por cierto, la edición del “Irish Daily Star” no publicó las fotos, y, sobretodo, desde la histórica visita de Isabel II a Irlanda en abril de 2011.

“Aquella visita fue la culminación del trabajo del proceso de paz. Desde entonces, Irlanda mira a la reina y a su familia con mucho afecto. Catalina Middleton forma parte de su familia y, en nombre de INM, quiero ofrecer mis más sinceras disculpas”, ha señalado su director ejecutivo de INM, Joe Webb. EFE