Famosos que sufren trastornos mentales

Cada 10 de octubre se conmemora el Día de la Salud Mental con el fin de promover la información para la identificación, tratamiento y prevención de los trastornos emocionales o de conducta.

DiarioVeloz.com

En el mundo del espectáculo cientos de famosos sufren o han sufrido distintos trastornos mentales que muchas veces intentaron mantener encubierto: Bipolaridad, depresión y anorexia, son algunos de los problemas más comunes que, sin embargo, no les han impedido triunfar en sus carreras.

El trastorno bipolar: o también conocido como trastorno maníaco-depresivo, es una enfermedad mental que causa cambios extremos de ánimo que van desde episodios maníacos con felicidad y extrema energía hasta picos de tristeza y depresión severa. Algunos de los famosos que padecen bipolaridad son:

- Catherine Zeta-Jones: la actriz de 41 es bipolar y por voluntad propia decidió internarse en un centro médico para tratar su trastorno.

- Mel Gibson: el actor y director confesó que había sido diagnosticado con trastorno bipolar y según los psicólogos como Carole Liberman, muchas veces utilizó ese diagnóstico “para justificar sus arranques de violencia y de narcisismo”.

-Britney Spears: la cantante estadounidense fue internada en el Centro Médico Cedars-Sinai, de Los Ángeles, en 2008, luego de encerrarse en un hotel junto a su hijo, Jayden James, que en ese entonces tenía un año. Sus familiares explicaron que padecía un cuadro psicológico bipolar y aunque no se hizo público su diagnóstico, los episodios maníacos que tuvo por años lo confirmarían.

-Jim Carey: el actor que supo encarnar a un personaje con personalidades múltiples en “Irene, Yo y mi otro Yo”, o “Mentiroso, Mentiroso” confesó que sufre de depresión y agresión, síntomas del trastorno bipolar. Además, contó que hubieron momentos en los que no hacía nada más que llorar y durante uno de sus puntos más bajos, admitió lastimarse.

Esquizofrenia: es un diagnóstico psiquiátrico en personas con un grupo de trastornos mentales crónicos y graves, caracterizados por alteraciones en la percepción o la expresión de la realidad.

-Megan Fox: la llamada “mujer más sensual del planeta” ha asegurado en repetidas ocasiones que padece esquizofrenia y ha sido tratada médicamente para dominar su desequilibrio emocional.

Dispraxia: o “síndrome del niño torpe” es una patología psicomotriz que implica una falta de organización del movimiento.

-Daniel Radcliffe: El protagonista de “Harry Potter” fue diagnosticado con dispraxia. La enfermedad le dificultó llevar a cabo tareas de la vida diaria como abrocharse los zapatos.