¿Vientre hinchado? Las claves para solucionarlo

(foto archivo)

La sensación de vientre hinchado es un problema muy común y bastante molesto que no siempre está relacionado con un aumento de peso (puedes estar delgada y padecerlo). mujerdeelite.com

Las causas pueden tener orígenes diversos pero en la mayoría de los casos están relacionadas con una alimentación inadecuada y/o con hábitos poco saludables, por lo que está en nuestra mano poder disfrutar y presumir de un abdomen liso y sexy.

Un atractivo vientre plano no es tan difícil de conseguir como pudiera parecer y si empiezas a notar que tu barriga está adoptando más curvas de las debidas, toma una serie de sencillas medidas y verás como en pocas semanas vuelve a estar perfecta.

Alimentación equilibrada e incremento del consumo de fibra

Un menú equilibrado, que incluya todas las vitaminas, proteínas y minerales que tu organismo necesita manteniendo las grasas bajo control, es garantía de salud y una excelente forma de prevenir cualquier trastorno alimentario.

Empieza el día con un desayuno completo, en el que no falten los lácteos y la fruta, y apúntate a los cereales integrales como base de ese desayuno que te aportará toda la energía necesaria para afrontar la jornada. No caigas en el error de no desayunar para así evitar “hincharte”. Es preferible que cenes ligero, ten en cuenta que todo lo que tomes por la mañana tu cuerpo lo consumirá, sin problemas, a lo largo del día. Ficha estos sanos y energéticos desayunos de otoñoque te proponemos.

Desayuno completo rico en fibra para lucir vientre plano

También es posible que el estómago abultado y la sensación de pesadez sean consecuencia de algún desarreglo en tu tránsito intestinal (problemas de estreñimiento). En este sentido, la fibra es tu mejor aliado. Consumida regularmente ayudará a tu organismo a eliminar grasas y toxinas, consiguiendo, en pocos días, que te sientas mucho mejor.

Otra buena idea es incorporar a tu dieta alimentos probióticos, aquellos que cuentan en su composición con microorganismos vivos (bacterias “buenas”) que contribuyen a equilibrar la flora intestinal. Alterna los alimentos que tomas habitualmente con otros nuevos como el saludable kéfir, los quesos y yogures probióticos o el tofu (perfecto para una cena) y comprobarás como tu estómago se reduce de manera notable.

Alimentos diuréticos

En numerosas ocasiones es la retención de líquidos el problema causante de la hinchazón, algo que se traduce en que, aunque sigas una dieta estricta, no consigas bajar volumen. Si este es tu caso hay dos claves para ponerle freno: reduce al mínimo la ingesta de sal y, por otra parte, incrementa la cantidad de líquidos en tu dieta. Aunque parezca una contradicción, no lo es, ya que el agua, zumos, infusiones, etc (siempre bebidas sin gas), ayudarán a “arrastrar” esas toxinas y líquidos que sobran en tu organismo.

Entre los alimentos que debes incluir en tu dieta para ayudar a la eliminación del exceso de líquidos resultan especialmente efectivos el apio, los espárragos y las alcachofas. Las frutas ricas en potasio como la piña, las uvas, las manzanas o el melón son también magníficas aliadas a tener en cuenta.

La infusiones, aliadas contra la retención de líquidos

Por su parte, todas las infusiones son recomendables, y resultan perfectas como final de una comida o como tentempié de media mañana o merienda, pero algunas cuyo poder depurativo está comprobado son, por ejemplo, el té (verde y rojo), la cola de caballo y el anís (esta última especialmente recomendable si padeces de molestos gases).

No te pierdas la dieta contra la retención de líquidosque te proponemos.

No a las bebidas alcohólicas y a las que contienen gas

Si quieres un estómago liso, reduce o elimina temporalmente el alcohol y los gasesde tu dieta. Sobre todo los clásicos combinados entre bebidas alcohólicas y refrescos, con su alto contenido en azúcares y gases, son verdaderas “bombas” de calorías que hacen que el vientre se hinche de forma evidente.

Consejos para reducir tripa
Un poco de ejercicio

Siguiendo estos sencillos consejos y adoptando la costumbre de realizar unos estiramientos y abdominales cada día (bastarán 10 minutos) conseguirás un vientre envidiable en pocas semanas. ¡Ficha los ejercicios más eficaces para lucir un vientre plano y sexy!

Además, siempre que tengas oportunidad, procura no sentarte o tumbarte inmediatamente después de comer. Un saludable paseo de 15-20 minutosserá suficiente para contribuir a que tu proceso de digestión se realice de manera correcta. El famoso “bajar la comida”, es una realidad y realizar una actividad física suave tras la ingesta de alimentos es un buen hábito y una excelente medida preventiva contra la hinchazón.

Tus famosos favoritos en fotos