Corto y Picante: “Obama el Aguafiesta” por @fariasjoseluis

A pesar de que su deseo frustrado coincidía en la espera del triunfo de Ronmey en las elecciones presidenciales norteamericanas, las razones del anhelo, aunque iguales en su fondo pragmático, eran distintas en sus fines entre Chávez y Arias Cárdenas.

Transcurrido el tiempo, la visión de Chávez sobre la política exterior de los Estados Unidos es una sola: no hay diferencias entre Democrátas y Republicanos. “Obama y Ronmey son la misma miasma”.

Pero no es tan así. En la práctica al heredero de Fidel le convenía el triunfo del catire antes que la del negrito. Le resultaba más cómodo insultar a Ronmey que a Obama por lo que representa el primero frente al segundo.

No es cuestión de gustos sino de conveniencias. Mucho menos asunto de ideología sino de pura y simple política.

El ánimo del Héroe del Museo Militar siempre ha estado determinado por el pragmatismo. El Imperio fue más fácil de atacar cuando estuvo dirigido por Bush que por Clinton. El primero era el “borracho”, “Mister Danger”, el olor a “azufre”. El segundo, representaba el equilibrio, la posibilidad, el entendimiento, la ponderación, Lewinsky aparte.

A nivel mundial, en términos ideológicos, Bush era la ultraderecha y Clinton la izquierda democrática. En la actualidad Rommey sería la resurrección de de Bush y Obama la de Clinton.

Para Arias Cárdenas la razón también era pragmática, pero con fondo distinto al de su compadre. A Chávez le convenía Rommey por el simple hecho de facilitar su discurso antimperialista. A Arias Cárdenas le convenía el republicano para poder fortalecer su poder en el régimen dadas sus viejas relaciones con los republicanos y los “halcones” del Pentágono.

Arias siempre mantuvo vínculos muy estrechos con los republicanos. Son sabidas sus reuniones con Noriega en procura de fondos, por ejemplo, entre el 2000 y el 2002, cuando andaba de trotacuarteles, gallina en mano y con el sombrero boca arriba, conspirando contra Chávez.

No sé si Chávez lo sabe, pero las andanzas de Arias Cárdenas en el Imperio siempre estuvieron ligadas a los republicanos. Bastante lo financiaron. Que haya soltado la gallina y escondido el sombrero, por ahora, es otra cosa. Obama es un “Aguafiesta”, peeeeero …