En Tiempo Real: Hugo niega a Chávez por @carlosvalero08

La única promesa que realizó el candidato eterno fue acabar con la ineficiencia de sus mandatos anteriores. No mencionó nunca la corrupción pero asumimos que ineficiencia en la gestión pública va de la mano con malos manejos, así que debemos asumir que está implícita en su propuesta. El nuevo presidente debe acabar con las prácticas que él mismo ha fomentado a lo largo de 14 años en el ejercicio del poder. En otras palabras, Hugo debe acabar con Chávez o Chávez sustituir a Hugo.

Haciendo gala de su “bipolaridad política”, el eterno candidato apareció hace dos días reunido en palacio con Maduro, su yerno Arreaza, Villegas y la nueva ministra de la presidencia, una oficial activa, hablando de sus 14 años de gobierno en segunda persona, como si estuviera describiendo los gobiernos de la democracia representativa. De hecho, cualquier incauto que sintonizó tarde VTV seguramente pensó que se refería al gobierno de CAP II o de Caldera II.

Sin que le temblara un músculo de la cara, decía que no es posible que el gerente de una empresa pública ubicada en el Zulia, en la frontera Colombo Venezolana viviera en Caracas y que además le haya dicho que se vio en la necesidad de cerrarla por falta de insumos, repuestos, etc. El presidente, lavándose las manos cual Poncio Pilatos, culpa a ese señor del cierre de la empresa porque no vive por aquellos lados. Infantil argumentación ya que de ser eso cierto, todas las casas que hacen los chinos, los rusos, bielorusos, están condenadas a fracasar, porque ninguno de ellos vive en el país. O las exploraciones en la faja hechas por técnicos extranjeros.

La explicación dada por el primer mandatario se ubica en la frontera entre lo infantil y el cinismo. ¿Acaso no es él quien designa a los ministros y a todos los miembros con cierto nivel de su tren ejecutivo? Vive alardeando que nada escapa de su control. Que hay gobierno y él es quien gobierna. Un personaje que cree tener el poder para salvar el planeta y lograr el equilibrio mundial, no tiene forma de justificar la ineficiencia de su tres mandatos anteriores.

Una de las razones por las cuales yo nunca he sido ni seré chavista es la carga de piratería y autoritarismo estructural en la revolución. Cómo es posible que 14 años después se “descubra” la noción de eficiencia, lo importante de inspeccionar las obras que se ejecutan, el compromiso con la calidad. Claro, pensará Hugo para justificar el porque acaba con Chávez. La revolución es más importante y como cree que la tarea de instaurar la revolución en el país está bien adelantada, aplica aquella conseja según la cual “los héroes de la guerra no son los mismos de la post guerra”.

Lo que Chávez se niega a aceptar es que el modelo que propone es un fracaso y como en el fondo es profundamente desleal, llega al extremo de traicionarse a si mismo para negar la realidad.

Carlos Valero

Los invito a seguirme en twitter a través de la cuenta @carlosvalero08