¡Insólito! Esta tortuga se volvió loca y le mordió un ojo a un tiburón

Las tortugas no tienen dientes, pero su fuerte mandíbula afilada, con forma de pico les permiten devorar su alimento y asestar certeros bocados también a sus agresores.

Acceso365

El cine ha contribuido a crear la imagen del tiburón como gran depredador, pero en realidad es una especie muy frágil. Y muy valiosa para el mantenimiento del ecosistema en el que vive.

Al encontrarse en lo más alto de la cadena trófica, ejerce una función de regulación muy importante sobre el resto de especies”;, subraya la responsable de Comunicación de la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos (CRAM) Elsa Jiménez.

Hay cerca de 400 taxones de tiburones documentados, y solo 30, se consideran potencialmente agresivos, es decir, que podrían, en un momento dado, atacar al ser humano si se sintieran amenazados por éste.