Le cayó a piñas a su hermanita por una bolsa de Cheetos y la dejó inconsciente

Deby Mejía, una mujer de 23 años de edad de Houston, ha sido encarcelada después de que golpeó a su hermana de 10 años de edad hasta dejarla inconsciente por una bolsa de Cheetos.

Según la policía, Mejía comenzó a cuidar a su hermana después de que su madre fue deportada a Honduras.

Los investigadores dicen que la adolescente fue al apartamento de un vecino y regresó con una bolsa de Cheetos mientras que Mejía estaba ausente.

Cuando Mejía volvió y vio a la niña comiendo Cheetos estalló en cólera y comenzó a golpearle con un cable de extensión.

Mejía luego la agarró por el pelo y empezó a golpear su cabeza contra el suelo hasta que la adolescente perdió el conocimiento, procediendo a patearla.

Cuando los detectives cuestionaron Mejía sobre el incidente, admitió haber pateado a la adolescente, pero no pensó que ella había hecho nada malo. Continuó diciendo a los detectives que ella desea que su hermana no hubiera nacido.

Funcionarios escolares habían notificado que la adolescente había sufrido golpes y contusiones en la cabeza, los brazos y las piernas. La niña dijo a los investigadores que estaba contemplando el suicidio.

Mejía fue fichada en la cárcel del Condado de Harris, acusada de delito de lesión grave a un niño. Su fianza se ha fijado en 60.000 dólares.

Fuente: TheWeeklyVice.